Rottemberg y la crisis teatral: “No se pudo recuperar la caída de espectadores”

Luego de que se conocieran los números en la venta de entradas de mayo que registran una fuerte caída en la industria teatral, el reconocido empresario emitió un extenso comunicado donde explica las razones de la crisis. 


Los números preocupan, por ahora las obras grande se sostienen pero miran de reojo que pasará en el verano. El teatro es una de las costumbres de los argentinos, la calle Corrientes, las marquersinas gigantes y radiantes. Sin embargo, en lo que va del 2018, la industria viene de capa caída. Según la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET) en lo que fue el mes de mayo de este año hubo una caída del 16,2% en la venta de entradas, si se lo compara con el mismo periodo de 2017, según estadísticas de la Asociación.

Con todo el conocimiento que tiene del medio, el reconocido empresario teatral Carlos Rottemberg, publicó una extensa carta en su cuenta de Twitter donde se refirió a este tema “La caída de espectadores de 2016 sobre el 2015 no la pudo recuperar en 2017, una de las carteleras más brillantes y de nombres propios que la Av. Corrientes recuerde. Con ese dato, no hay dudas de que el número total en la ciudad de Buenos Aires a diciembre de este año 2018 será en baja contra el último. Cada día cuesta más desempolvar los cartelitos de ‘No hay más localidades’. Así y todo es maravilloso el empeño, pasión y convicción del colectivo teatral” comienza el comunicado

“El Mundial de fútbol podrá ser ahora otra razón, pero la curva ya marcaba preocupación en el ambiente teatral desde hacía varias semanas –reflexiona–. También es cierto que hay una baja habitual por los primeros fríos que se conoce como ‘la cuesta de junio’, pero el clima social general y el achicamiento presupuestario familiar atenta antes que eso contra esta actividad” aseguró en relación a los meses de junio y julio que también serán dificiles ya que estamos en pleno Mundial y todos sabemos la pasión de los argentinos por el fútbol.

El precio de las entradas también estuvo presente en el extenso editorial de Rottemberg “Una platea máxima de $700 se relativiza contra una entrada al cine, también del precio más alto, a $250. Históricamente con una entrada de teatro de comedia no musical se compraban cinco entradas de cine -asegura el productor. Así con todo: en 1995 una platea en sábados para ver Brujas o Pinti (éxitos de entonces) costaba $30, mientras un diario costaba $1 como precio de tapa. El último sábado costaba $45 el mismo diario: o sea que en lugar de 30 ejemplares, ahora solo se compra la mitad con el valor actual de la entrada para ver éxitos como Toc Toc o ¿Qué hacemos con Walter?”, finalizó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *