Los argentinos entre los mayores consumidores de series narcos en el mundo.

El “rating” de las plataformas de videos online arrojaron números interesantes y una variable llamativa que tiene que ver con el público local adicto a las series que tienen que ver con los narcos. Enterate todos los detalles en esta nota. 


De a poco se va conociendo que es lo que consumen los argentinos en las nuevas formas de ver televisión y realmente sorprenden. EHay algo que rodea al mundo criminal-narco que llama la atención en varios países y sobretodo al público argentino. No es novedad si decimos que las historias locales más exitosas a nivel rating fueron “Tumberos”, “Okupas”, “El Puntero”, “El Marginal 1-2”, todas vinculadas a la marginalidad y las drogas. La tendencia sigue igual a nivel mundial con niveles de audiencia que sorprenden. A la hora de hablar de números en plataformas online importantes (Youtube, Cuevana, Netflix, por citar algunas) películas de hace algunos años como “Ciudad de Dios”, “Los jefes”, “Carandirú” y “Tropa de Elite” son de las más buscadas por los argentinos, más allá que también son furor en Latinoamérica, nuestro país lidera en las mediciones con millones de reproducciones.

 A nivel series, las más buscadas por los argentinos son “Narcos”, “El Chapo”, “Cuando conocí al Chapo”, “Sobreviviendo a Pablo Escobar”, “El Cartel de los sapos”, “Escobar el Patrón del Mal” y Alias J,J. Esto lo saben muy bien los productores, sobretodo en Netflix, quienes realizan millonarias producciones para este tipo de series porque saben que es un éxito asegurado más allá de cualquier guión o de lo controversial que pueda ser el protagonista de esta historia. Hay algo de la marginalidad y del poder, sumado al peligro, que atrapa a los argentinos acostumbrados a vivir en el riesgo permanente se sienten un poco identificados con ese antihéroe que puede ser un poderoso narco. Lo curioso en toda esta situación es que este tipo de historias que son furor en nuestro país y en diferentes países de Latinoamérica pasan sin pena, ni gloria por Europa. Según diferentes productores consultados por Periodista 3660 esto tiene que ver que en esta región la gente está acostumbrada al peligro constante y vive cerca de cualquier foco de conflicto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *