Estiman que la inflación en 2018 superará la meta del 15%

Algunas consultoras apuntan a un 19,9% , otras a 23%. El acumulado del primer trimestre cambió el pronóstico para el resto del año.


Tras conocerse el porcentaje oficial de inflación en marzo de un 2,3% y, de esta manera, tomar noción que el valor acumulado en el primer trimestre fue de 6,7%, estiman que la meta de inflación que había previsto del 15% anual quedó atrás. Ahora, entidades privadas y fuentes cercanas al Gobierno proyectan que el objetivo podría acercarse al 23%.

Por un lado, están los que sostienen que el Banco Central debe llevar adelante la situación y tienen una estimación más positiva. El Grupo SBS analizó: “Elevamos nuestro pronóstico para el año a 19,9%Advertimos que lo más prudente para el Banco Central sería endurecer su política monetaria (al menos marginalmente) para volver a convencer al mercado respecto de su capacidad de reaccionar restrictivamente ante datos negativos de inflación”.

En cambio, un informe de ACM pronosticó un futuro un poco más pesimista y llevó el número final al 23% anual. Estima, sin embargo, que en mayo habrá un descanso, pero que en junio volverá a repuntar el aumento. Según nuestras estimaciones, la inflación del primer semestre acumularía el 13,2%. Aún asumiendo que el ritmo inflacionario disminuye a 1,5% mensual en el segundo semestre, el año terminaría en alrededor del 23%”, evaluaron.

El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), divulgado por el BCRA, plantó un 20,4% en base a las respuestas de 50 consultoras.

De la misma manera, el periodista Marcelo Bonelli publicó en Clarín que en el Ejecutivo ya cambió la meta, aunque aún no lo quieran informar. Lo describe como “ambicioso” ya que asegura: “Tendría que bajar drásticamente la inflación para cumplirlo. Si los ajustes retroceden al 1,5% mensual, el índice anual sería del 22,5%. Casi como el de 2017.

En la misma línea, Infobae difundió que el mayor impacto fue principalmente de la inflación núcleo, que significa el aumento de precios sin tener en cuenta  los componentes estacionales ni los regulados, es decir las tarifas: esta subió hasta 2,6% en marzo. Pronostica, así, una evolución que para nada se asemejaría al primer objetivo del Gobierno.

La consultora Elypsis se refirió a este índice e interpretó que en los últimos tres meses la evolución de la inflación núcleo saltó a un promedio de 2,1% mensual, cuando hasta febrero se ubicaba en apenas 1,8%. Por otro lado, el BBVA Francés se mostró más optimista al divulgar que por la sequía que afecta a la zona núcleo agrícola la economía argentina se desacelerará hasta 2,6% este año.

No obstante, estimó una perspectiva mucho mejor para 2019: “Lo que sucederá este año en el campo no significa un daño permanente al potencial económico. Por eso, esperamos un repunte hasta 3,3% el año próximo”. Asimismo, en materia de inflación, el estudio de la entidad, proyecta que pasará de 24,8% en 2017 a 19,8% al cierre del corriente año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *