El oficialismo plantea la objeción de conciencia en el debate por el aborto

Se trata de una iniciativa del Gobierno que, en el caso del aborto, habiltaría a los profesionales de la salud a no interrumpir un embarazo si este alega convicciones religiosas o morales


En un clima agitado por los cruces en el debate por la despenalización del aborto en el Congreso, el oficialismo propondrá discutir el derecho a la objeción de conciencia, iniciativa que habilitaría a los médicos a negarse a interrumpir un embarazo por una convicción religiosa o moral. El proyecto ya despertó las críticas de varios sectores.

El proyecto de libertad religiosa fue presentado por el Ejecutivo en junio del año pasado y propone, entre sus puntos más importantes, regular por primera vez esta cuestión. En el caso del aborto, si un profesional de la salud decide no realizar la práctica alegando argumentos de acuerdo a la moralidad, este quedaría amparado por ley ya que el proyecto contempla el “cumplimiento de tareas profesionales en el ámbito sanitario”.

Toda persona tiene derecho a invocar un deber religioso relevante o una convicción religiosa o moral sustancial como razón para negarse a cumplir una obligación jurídica”, establece la iniciativa al tiempo que para las personas jurídicas también existiría la “objeción institucional o de ideario“.

Agrega, también, otros supuestos, como prestación del servicio militar, sometimiento a tratamientos médicos, homenaje activo a símbolos patrios, juramentos, actividad laboral o escolar en días de fiesta o descanso religioso.

Sin embargo, se trata de un tema que generó polémica entre los legisladores quienes coinciden en que de esta manera se podría faltar a “otras obligaciones legales” por el sólo hecho de una objeción moral.

Hay quienes piensan que “con este criterio sobre la objeción de conciencia, un docente podría negarse a impartir clases sobre educación sexual, o un funcionario público podría negarse a casar a un matrimonio entre parejas del mismo sexo alegando principios morales y religiosos“.

“También podría suceder que una obra social se negara a proveer anticonceptivos aun existiendo una obligación legal para hacerlo”, advirtieron.

Se estima que tal cual está redactada la normativa, no tendrá mucho éxito en el recinto de la Cámara de Diputados, es por eso que quienes la comulgan puntan a llegar a un acuerdo intermedio. El diputado por Cambiemos Sergio Wisky plantea incluir un párrafo de este derecho en el proyecto de despenalización y propone que el médico pueda ejercer este derecho “siempre y cuando no se traduzca en dilación, retardo o impedimento para el acceso a esta práctica médica”

Deberá notificar por escrito a las autoridades del establecimiento de salud“, plantea Wisky y suscribe el  presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky. Por ahora, la diputada Cornelia Schmidt Liermann, titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, constituyó una mesa de trabajo para reconstruir este tema.

Al ser una iniciativa consensuada con los cultos, uno de los puntos cruciales es que el registro de cultos para las confesiones religiosas que actúan en el país pasará a ser voluntario -hoy es obligatorio- y quienes decidan inscribirse podrán gozar de beneficios, como exenciones impositivas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *