Ya son nueve las víctimas por el hantavirus en Epuyén

El Gobierno estudia ir a la Justicia para establecer un “aislamiento obligatorio” de unos 60 vecinos que estuvieron vinculados con infectados. 


La alerta por el Hantavirus en Chubut crece cada vez más ya que en los últimos días se cobró la vida de tres personas más y en total ya suman 9 las víctimas desde que apareció el brote en los primeros días de diciembre en la localidad de Epuyén.

De las últimas personas que perdieron la vida, una es una mujer de 30 años, familiar de dos de los muertos por el brote: era hija de uno de ellos y hermana de otra. También murieron otra mujer y un adolescente de 16 años cuyos datos no fueron confirmados por el parte oficial que dio el Gobierno de Chubut. Todos estaban internados en el hospital zonal de Esquel.

Gente del Instituto Malbrán se encuentra trabajando en la zona y se procedió al aislamiento preventivo de personas perteneciente a los círculos familiares y de amistad de los infectados. Por su parte, el Gobierno estudia ir a la Justicia para establecer un “aislamiento obligatorio” de unos 60 vecinos que estuvieron vinculados con infectados.

El ministro de Salud provincial, Adrián Pizzi, señaló que “esto es una tragedia” y anticipó que de ser necesario enviarán pacientes al Hospital de Comodoro Rivadavia y a centros de salud privados teniendo en cuenta que la sala de terapia intensiva del hospital de Esquel “ya no da más”.

Debido a los 24 casos detectados, la Provincia decidió suspender cuatro fiestas populares que se iban a desarrollar en la zona durante este mes, como prevención para evitar que el virus se propague hasta que puedan controlarlo.

Por su parte, en Chile advirtieron que quienes visiten Epuyén deberán hacerlo con mascarillas y lavarse constantemente las manos, para evitar el contagio luego de conocerse que una mujer que visitó la cordillera chubutense contrajo la enfermedad y se encuentra internada en Puerto Montt.

El virus se contagia el ratón colilargo y también puede transmitirse de persona a persona en determinadas circunstancias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *