Vandenbroele es ahora un testigo protegido en la causa Ciccone

Brinda beneficios a los imputados a cambio de que otorguen información a la justicia. Sus declaraciones podrían complicar aún más a Boudou y Echegaray.

El empresario Alejandro Vandenbroele pidió hoy en los tribunales de Comodoro Py acogerse al régimen de arrepentido en el marco de las causas que se siguen en su contra, entre ellas por la compra de la ex Ciccone Calcográfica. Y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos confirmó que “ingresó provisoriamente al Programa de Protección de Testigos”. Aclararon además “que se dispusieron las medidas de seguridad pertinentes para brindarle protección de acuerdo a las particularidades del caso”, aunque informaron que “no brindarán más detalles para no poner en riesgo la integridad del testigo”.

“El ingreso al programa es voluntario y la permanencia en el mismo exige el cumplimiento de las condiciones fijadas por las autoridades”, se informó oficialmente. El sistema de Protección, creado por ley 25.764, se encuentra dirigido a testigos e imputados que hubiera realizado un aporte trascendente a una investigación judicial de competencia federal vinculada a delitos de delincuencia organizada o de violencia institucional, y que como consecuencia de él, se encuentren en una situación de riesgo.

El extitular de The Old Fund, acusado de haber sido testaferro del exvicepresidente Amado Boudou, se presentó a las 14:00 en los tribunales para conocer “el estado de todas las causas que se siguen en su contra”, esto es, el caso Ciccone, otra por el canje de deuda de Formosa y una tercera por presunto enriquecimiento ilícito, confirmaron a NA fuentes judiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *