Uno de los acusados en la causa de Nisman pidió su sobreseimiento

Se trata de Néstor Durán, uno de los cuatro custodios del fiscal de la causa AMIA, quien tiene el procesamiento más leve.


A 3 años y 9 meses de la muerte del fiscal Alberto Nisman, uno de los policías que debía custodiar al funcionario judicial, Néstor Durán, pidió ser sobreseído por prescripción. Es el menos comprometido de los agentes policiales procesados en el expediente.

Durán no está acusado del encubrimiento del crimen sino del incumplimiento de sus deberes como funcionario público. Ese delito tiene una pena máxima de dos años de prisión. Y, por eso, su defensa entendió que la acusación en su contra había quedado prescripta en enero de 2017, dos años después de la muerte del fiscal Nisman.

Sin embargo, el juez federal Julián Ercolini rechazó la petición de sobreseimiento por el paso del tiempo. Recordó que Durán fue funcionario público en la Policía Federal (en su rol de sargento) hasta diciembre de 2017 cuando el magistrado lo procesó y el Ministerio de Seguridad decidió desafectarlo. “Precisamente, la prescripción se interrumpe en casos de funcionarios públicos y por eso no correría esta solicitud”, confirmaron las fuentes.

Según informa Infobae, ahora, la defensa oficial de Durán insistió ante la Cámara Federal. El tema está en estudio de los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, que deberán dar una respuesta al planteo del policía. En cambio, Rubén Benítez, Luis Miño y Armando Niz, los otros policías procesados en la causa, no pueden apelar al mismo reclamo. Pesa sobre ellos también el delito de encubrimiento, que prevé una pena máxima de seis años de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *