Una familia necesita el doble de ingresos que en 2017 para comprar un departamento con un crédito UVA

Un grupo familiar necesita casi 65.000 pesos por mes para poder adquirir un departamento valuado en USD 93.000


La fuerte devaluación del peso en las últimas semanas impactó de forma directa en los precios de las propiedades, tanto que duplicó el monto que una familia tipo necesitó por mes en mayo del año pasado. Ahora, para comprar un departamento valuado en USD 93.000 en la Capital Federal, un grupo familiar necesita al menos 65.000 pesos al mensuales.

Este cálculo refiere a créditos UVA con plazo a 30 años del Banco Nación con un préstamo que equivale al 80% del valor de la propiedad, sin acreditar haberes en ese banco. El informe de Reporte Inmobiliario determinó que el ingreso necesario para un monoambiente es de $64.551 para el valor de una propiedad de $2.748.900 (al valor del tipo de cambio del 29 de junio pasado).

El director de la página web de información inmobiliaria, Jorge Rozados, analizó que la demanda de propiedades está disminuyendo por la incertidumbre económica y consideró que “si bien está la posibilidad de sumar salarios, esto generó que haga falta un ingreso que es un 176% más alto que el que era necesario en mayo 2017”.

Y explicó: “El mercado inmobiliario está dolarizado, pero cuando ocurre una devaluación y la demanda se basa en créditos que están en pesos, se produce un desacople entre la unidad de venta y la del tomador. El ingreso para poder calificar al crédito crece de forma muy abrupta y ya hay mucha gente queda fuera de la posibilidad de ingresar y el mercado inmobiliario sufre menores ventas”.

Los préstamos UVA renuevan sus cuotas y el capital de acuerdo a la inflación a una tasa que varía entre el 6% y el 10% además del ajuste de las cuotas correspondiente al índice de precios. Las cuotas no pueden superar el 25% de los ingresos de quien toma el crédito.

El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires indicó en su informe de mayo que las escrituras aumentaron en un 15,5% interanual, pero se registró un descenso del 1,5% en relación con abril, un mes en el que la escalada del dólar fue muy fuerte. Las escrituras con crédito hipotecario, en este marco, bajaron 26,9% respecto de abril.

En diálogo con La Nación, especialistas del mercado inmobiliario previeron una caída de la actividad y un ajuste en los valores de las propiedades. En palabras de Christian Buteler, analista financiero, evaluó que los mercados deberán encontrar “un equilibrio entre el ingreso y el valor de la propiedad”

Y amplió: “Acá no hay diferencia entre los tipos de crédito, si es tradicional o UVA, porque lo que manda es la moneda. Lo fuerte ha sido la devaluación. Con una suba del 70% del dólar, no hay tasa que pueda arreglar esa distorsión. El producto en dólares quedó muy caro”.

El director del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, Juan José Cruces, proyectó una “recesión autinflingida” para el sector si se mantienen los costos dólarizados. “Las propiedades no son bienes exportables. Los bancos publicos deberían condicionar el otorgamiento del credito que esté fijada en UVA y no en dólares. Lo que va a pasar es que con el crédito no va a alcanzar, y nadie va a tomarlos”, completó.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *