Un joven fue detenido acusado de asesinar a sus padres adoptivos

Las víctimas fueron identificadas como Dionisio Martínez, de 56 años, y Silvia Alejandra Gómez, de 49. El cuerpo del hombre fue hallado a metros de la entrada principal, mientras que el de su esposa se encontraba en la habitación matrimonial.

Un joven de 22 años fue detenido hoy como acusado de asesinar a sus padres adoptivos a puñaladas en medio de una pelea familiar, en una vivienda de la localidad bonaerense de Tristán Suárez.

El doble crimen fue cometido en horas de la madrugada en una vivienda situada en Urquiza al 200, de esa localidad del sur del Gran Buenos Aires. Las sospechas apuntan a que el crimen se produjo en medio de una discusión originada en la adicción a las drogas del parricida.

Las víctimas fueron identificadas como Dionisio Martínez, de 56 años, y Silvia Alejandra Gómez, de 49. El cuerpo del hombre fue hallado a metros de la entrada principal, mientras que el cuerpo se esposa se encontraba en la habitación matrimonial.

Según la información difundida por el sitio del diario Crónica, el hijo adoptivo de la pareja, Edgardo Martínez, se presentó el comisaría segunda de Ezeiza, que tiene jurisdicción en la zona, y con las manos ensangrentadas dijo que se había encontrado con sus padrastros asesinados.

El joven sostuvo que al ingresar a su casa, en plena madrugada, vio a dos hombres salir de la misma y luego se topó con los cuerpos de la pareja. Al parecer, el muchacho comenzó a cambiar su relato y luego algunas evidencias terminaron de cerrar el círculo de sospechas, por lo que fue finalmente detenido.

Una de las principales evidencias que lo incriminaron, es el hecho de que el joven presentaba heridas cortantes en la mano izquierda. Las sospechas apuntarían a que el acusado tomó del cuello a sus padres con la mano izquierda y los apuñaló con la derecha.

Vecinos consultados por policías indicaron que eran constantes las discusiones entre el autor del crimen y sus padres adoptivos por su adicción a las drogas y por el hecho de que les habría vendido objetos de valor para comprar estupefacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *