Trump y Kim acordaron la desnuclearización de Corea del Norte

Firmaron un documento en el que Pyogyang se comprometió a desmantelar toda base nuclear. Ambos líderes plantearon que es un “acuerdo histórico”


El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-Un firmaron un acuerdo de entendimiento para la “completa desnuclearización” de la península coreana. La firma del documento puso fin a la histórica cumbre en Singapur.

“El mundo va a presenciar un gran cambio”, dijo Kim y aseguró que ambos líderes están “listos para dejar atrás el pasado”. Según detalló, se trató de un encuentro “sincero, directo y productivo”, en el que se debatió el fin del programa nuclear comunista y que esto comenzará “muy rápido”. “No hay límites para lo que Corea del Norte puede lograr si abandona sus armas nucleares”, aseguró.

Por su parte, Trump afirmó que el documento que se efectivizó luego de cuatro horas de reuniones era “muy detallado” y aseguró que estaba desarrollando “un vínculo muy especial” con Kim.

De acuerdo al mandatario estadounidense, Washington se comprometió sólo a proporcionar “garantías de seguridad” mientras que Pyongyang prometió destruir un sitio de prueba de misiles, aparte del derrumbado días atrás ante la presencia de la prensa internacional.

Reiteró, además, que las sanciones contra el país no se levantarán hasta que las armas nucleares “no sean un factor” aunque sostuvo que la semana pasada detuvo 300 nuevas sanciones al considerarlas “irrespetuosas”. Habló, también de abandonar los  ejercicios militares dirigidos contra Corea del Norte, alegando que acentúan las tensiones, algo que permitirá “ahorrar una enorme cantidad de dinero”.

“Terminaremos con los juegos de guerra”, sentenció al calificarlos de “provocativos e inapropiados”. Luego aseguró, en diálogo con periodistas, que ambos mandatarios se reunirán “muchas veces” y que incluso lo invitará a Kim, a quien describió como un hombre “con mucho talento” que “ama mucho a su país”, a la Casa Blanca.

Luego de reunirse con sus respectivas delegaciones, Kim y Trump almorzaron juntos junto a sus funcionarios y asesores. Además, los líderes se dieron un histórico apretón de manos para simbolizar el entendimiento tras décadas de relaciones tensas  por las ambiciones nucleares de Pyongyang.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *