Tras la dura represión, Gendarmería liberó el tránsito en Panamericana

Con gas pimienta y camiones hidrantes, los efectivos lograron desplazar a los manifestantes de izquierda que realizaban un corte para garantizar la efectividad del paro. Hay oficiales heridos y piqueteros detenidos

Tal como había advertido la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la Gendarmería desalojó la autopista Panamericana, altura ruta 197, que desde las 6 estaba cortada por manifestantes de izquierda que buscaban asegurar la efectividad del paro general convocado por la CGT.

Pasadas las 8:30, un cordón de efectivos logró liberar un carril y desplazar por algunos metros a los piqueteros. Una hora más tarde, la fuerza nacional avanzó sobre el resto de la calzada y desalojó a los manifestantes para que los automovilistas que estaban varados pudieran cumplir con su derecho de libre circulación.

Los piqueteros -entre quienes se encontraban varios referentes de partidos de izquierda- reaccionaron con violencia y atacaron a las gendarmes con palos y piedras. Una mujer que trabajaba en el operativo de contención tuvo que ser trasladada con heridas severas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *