Tiroteo en Florida: al menos 17 muertos en un colegio de Parkland

El tenebroso hecho sucedió en la secundaria Marjory Stoneman Douglas. El agresor es un ex alumno de 19 años que había sido expulsado por “razones disciplinarias”. Ya fue detenido.


Al menos 17 personas murieron este miércoles en una escuela de Florida a causa de un tiroteo iniciado por un ex alumno de la institución que había sido expulsado años atrás. Fue una jornada de horror donde estudiantes aterrados evacuaron el edificio tras los disparos, mientras otros escondidos en las aulas pedían ayuda por mensajes de texto.

Se trata de una de las peores matanzas en el país en 25 años, tuvo lugar en el colegio secundario de Marjory Stoneman Douglas en Parkland, ciudad ubicada a unos 80 kilómetros al norte de Miami.

“Es el mal en estado puro”, dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, en una conferencia de prensa. El jefe de policía del condado de Broward, Scott Israel, dejó traslucir su importancia: “Si alguien quiere cometer realmente una matanza, no hay mucho que las fuerzas del orden puedan hacer”.

Una de las fotos subidas por Nikolas Cruz en las redes sociales

Foto: Nikolas Cruz en redes sociales.

Israel especificó que “tenemos 17 víctimas confirmadas. 12 de ellos estaban dentro del edificio, dos víctimas estaban justo fuera y otra en una calle adyacente. Dos personas perdieron la vida ya en el hospital”.

El asesino, que está bajo custodia, fue identificado como Nikolas Cruz y había sido expulsado por “razones disciplinarias”. “Ya hemos comenzado a examinar sus cuentas en las redes sociales y algunas de las cosas que nos vienen a la mente son muy, muy inquietantes”, sostuvo el agente. Cruz fue arrestado sin incidentes en la cercana ciudad de Coral Springs y llevado al hospital con heridas leves, añadió.

Según narraron las autoridades locales, el agresor usaba una máscara antigás cuando entró a la escuela con un rifle, cartuchos de municiones y granadas de humo, y luego activó una alarma de incendio, lo que provocó que estudiantes y personal salieran de sus aulas hacia los pasillos. Y allí comenzó la masacre.

El presidente Donald Trump dio sus “condolencias” en Twitter. “Ningún niño, maestro o cualquier otra persona debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense”, escribió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *