Misiones y Corrientes temen por posible brote de fiebre amarilla

Si bien aún no se notificaron casos, hay tensión en el nordeste del país por la proximidad del brote en Brasil y el turismo.

Mientras en Brasil aumentan los casos de fiebre amarilla en 169 municipios de siete estados y las autoridades sanitarias confirman más muertes de monos aulladores por el virus en las áreas silvestres del país, crece la alerta para contener su avance geográfico y vacunar en las franjas periurbanas. Colombia, Bolivia y Perú también registraron casos, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Ante este escenario, en nuestro país dos de las siete provincias más próximas están en zona de riesgo. “Misiones y Corrientes están más en alerta que el resto de las provincias por los casos confirmados de Brasil. Lo más importante es que la sociedad esté informada: si alguien llegara a ver un primate no humano caído o tirado, que se comporta raro o está alejado del resto del grupo, no debe tocarlo y debe dar aviso inmediato a un guardaparque, los bomberos, la policía o un centro de salud. Esto pone en alerta un sistema nacional de respuesta“, dijo Soledad Santini, directora del Centro Nacional de Diagnóstico e Investigación de Endemo Epidemias (Cendie) e investigadora de Conicet.

Con su equipo, recorre el país para investigar en el terreno las causas posibles de enfermedades y recomendar medidas de prevención para contener emergencias y controlar enfermedades endémicas. El Cendie integra la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) Dr. Carlos Malbrán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *