Según un nuevo peritaje, el policía Luis Chocobar “no tiró a matar”

Se trata de una prueba balística que favorece el testimonio del policía, quien hace un año mató a un ladrón en La Boca.

Luego de ser procesado por la muerte de un delincuente hace un año, el policía Luis Chocobar recibió una buena noticia tras conocerse el informe del nuevo peritaje realizado por expertos de la Policía Federal.

Se determinó que la bala disparada por el oficial dirigida al ladrón -que minutos antes había asaltado y apuñalado a un turista estadounidense en La Boca- primero rebotó en el asfalto. Dicha teoría confirma la frase que tatuó el agente en su declaración: “No tiré a matar”.

Sin embargo, no es una novedad en la causa ya que con anterioridad se había llegado a esa misma conclusión: que la bala que disparó Chocobar rebotó en el piso y luego impactó en el cuerpo de Pablo Kukoc (18) aquel 8 de diciembre de 2017.

El oficial disparó siete veces, pero sólo dos proyectiles dieron en el cuerpo del delincuente. Uno ingresó en el muslo y el otro, el mortal, por el glúteo. Aunque como este disparo llevaba trayectoria ascendente -y que ahora se confirmó que ingresó en el cuerpo por un rebote en el asfalto- lesionó de tal manera los órganos internos que terminó matándolo unos días después.

La noticia se conoce días después de que la Corte Suprema de Justicia desestimara, por unanimidad, un recurso de queja presentado por la defensa del policía, dejara firme su procesamiento y enviara a Chocobar a juicio oral.

Está procesado por “homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *