Polémica por las salidas de un preso en complicidad con el comisario

El hombre que cumplía una condena de 12 años por violar a su hijastra, salía cotidianamente y hasta fue encontrado comiendo en la casa del comisario.

El episodio sucedió en Chovet, una localidad ubicada a 120 kilómetros de Rosario, en Santa Fe. Allí, Horacio Silva, que estaba preso por abusar sexualmente de su hijastra de 10 años gozaba de privilegios como tener contacto con su familia, usar el patrullero para ir a hacer mandados y visitar la casa del comisario.

El padre de la víctima, José Suárez, fue quien descubrió la situación y realizó la denuncia, tras la cual comenzó la investigación que derivó en el pase a disponibilidad del comisario Sergio David, acusado de facilitar las salidas. “Cuando fueron a la comisaría se encontraron con que estaba comiendo en la casa del comisario”, relató Suárez.

Luego del descubrimiento, el condenado fue trasladado nuevamente a la ciudad de Melincué, donde cumplía su sentencia hasta que fue reubicado en otra dependencia por sufrir agresiones en la cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *