Piden la captura internacional de Jonathan Fabbro, ex River y Boca

Se trata del argentino nacionalizado paraguayo, quien es investigado por los presuntos abusos a una familiar de tan solo 11 años de edad. 


El ex jugador de Boca y River, Jonathan Fabbro, está cada vez más acorralado en la causa que lo investiga por abusar de una niña de su propia familia -hoy de 11 años de edad- con quien el futbolista tiene un lazo directo. El hecho representa un delito calificado como acceso carnal agravado por vínculo penado con hasta 20 años de cárcel.

El último jueves, el doctor Santiago Quian Zavalía, titular del Juzgado de Instrucción N°32, envió al Departamento Interpol de la Policía Federal la orden expresa de arrestar nacional e internacionalmente al actual jugador de Pueblas de México, para que sea indagado tras su extradición a la Argentina.

La PFA, por su parte, ya pidió colaboración a Interpol México para lograr el arresto con la emisión de la correspondiente circular roja para prófugos globales, según confirmaron fuentes a Infobae. Quian Zavalía considera que hay un claro riesgo de fuga y que Fabbro es capaz de entorpecer el proceso en su contra, lo que en sus cálculos justifica la orden de arresto.

El pedido de captura llega después de una tormenta judicial que creció durante meses. Todo comenzó en abril de este año tras una denuncia formulada por la madre de la menor en la Comisaría N°52 en Villa Lugano, luego de que la niña se quebrara y contara los presuntos abusos; Fabbro “la habría forzado a practicarle sexo oral para eyacularle en la boca, tocándole los pechos, en el auto del futbolista o en la casa de la abuela de la niña”. “Yo me dejé, le dije a todo que sí, cuando me besa, como si fuera mi novio, porque tenía miedo a que me hagan algo pasaron esas cosas. La última vez me tocó las tetas y le dije que no se pase. Me daba semen y lo escupía, me daba besos y me tocaba la vagina”, aseveró la joven, en boca de su propia madre. Los ataques habrían comenzado cuando la niña tenía tan solo 6 años.

Quian Zavalía también consideró fuertemente en su análisis varias capturas de pantalla de conversaciones de Whatsapp entre la niña y el ex River que son parte del expediente. En la conversación, el futbolista le pide a la menor que le envíe fotos de manera insistente, en un tono muy llamativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *