Petrella: “En todos los países la discusión del aborto fue conflictiva”

El ex legislador de la Ciudad de Buenos Aires remarcó el avance social en cuanto al respeto por las opiniones diversas y habló de la interrupción voluntaria del embarazo desde la perspectiva religiosa.


Durante la discusión del aborto se despertaron varias planteos y postura que llevaron la discusión más profunda que, entre esas, del lado del “pañuelo celeste” estuvo la mirada de la Iglesia, que en muchos casos fue duramente criticada.

Bajo ese contexto, y tras el rechazo de la despenalización del aborto en el Senado el director Argentina 2030 y funcionario de la Jefatura de Gabinete de la Nación Iván Petrella reflexionó que “el tema del aborto dentro de las religiones es mucho más complicado”.

Petrella explicó que en el catolicismo que es la vertiente más religiosa más estricta en relación al aborto, que la vida empieza en la concepción “sí o sí”, esa idea es dogma recién en 1869, es decir que “ni San Agustín ni Santo Tomás creían de manera definitiva que la vida comenzaba en la concepción y que el aborto era un homicidio” como así tampoco lo es para la biblia hebrea, en el judaísmo y otras religiones.

Por lo tanto, el director de Argentina 2030 sostuvo que dentro de la misma religión ya hay diversas definiciones desde dónde se cree que comienza la vida humana, y al no legalizar el aborto de acuerdo a ese solo pensamiento “se estaría legislando de acuerdo a una postura religiosa y no se permitiría la posibilidad de las varias que existen”. Pese a ese fundamento, Petrella remarcó que “en ninguna de las religiones les gusta el aborto, siempre les parece un elemento trágico”. 

Por otro lado, el teólogo remarcó estar “a favor de legalizar el aborto” pero “con las restricciones obvias que me parece que hay que tener y tienen los países desarrollados que tienen legalizado el aborto” y destacó fundamentalmente el diálogo y respeto a la diversidad de pensamiento como un paso importante al avance de la sociedad.

Si bien desde el Senado rechazaron el proyecto para la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, rescató que tras el debate “toda la sociedad ganó en cuanto a la madurez de la discusión democrática”. Y también apuntó que no sólo en Argentina fue “dura” el debate sino que “en todos los países que se dio esta discusión fue difícil, conflictiva y desgarradora para mucha gente”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *