Patricia Bullrich: “Con Maldonado me machacaron y bancamos, ahora hay que bancar”

La ministra de Seguridad habló sobre la actualidad económica del país e insistió con la unión del oficialismo: “La división de Cambiemos sería el triunfo de una profecía autocumplida”.

En su presentación en el almuerzo semanal del Rotary Club Buenos Aires, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich se refirió a la crisis económica actual que atraviesa el Gobierno y recordó lo ocurrido hace unos meses: “Con el caso Maldonado me machacaron 78 días y la bancamos. Ahora hay que bancar”.

La funcionaria además abogó por la fortaleza de la alianza oficialista: “Nuestra batalla no es táctica, tenemos que estar unidos, la división de Cambiemos sería el triunfo de una profecía autocumplida”, señaló.

La ministra admitió que el momento más difícil por el que atravesó durante estos años en su cargo “fue cuando a los dos días de asumir murieron 43 gendarmes en Salta”, pero sostuvo que la desaparición y muerte del artesano fue “un punto de inflexión” en el Gobierno.

“El Presidente me dijo ‘convencete de cuál es la verdad y vamos a estar atrás de la verdad’. Al hablar con los gendarmes me decían que si hubieran tenido un detenido lo hubieran hecho constar en actas, si hubiera habido una persona herida la hubiéramos curado y si hubiera habido una persona que se estaba por ahogar la hubiéramos ayudado”, rememoró Bullrich.

La funcionaria además contó porque mantuvo un discurso que “no era políticamente correcto” en esa época: “Mi carrera política no tiene importancia, nos estamos jugando una institución, si entregamos una institución para salvar a un político vamos por mal camino”.

Bullrich además hizo referencia a que al asumir encontraron “un uso y maltrato” de las fuerzas: “No son subordinados de los jueces, no son súbditos, los jueces no pueden emplear a las fuerzas policiales como sus empleados”, enfatizó, y remarcó que “no puede generarse sometimiento a la Justicia o a la política”, sostuvo.

En el marco del ciclo “Cómo veo a la Argentina”, la ministra celebró la baja de estadísticas delictivas (“21,5% menos de homicidios” en dos años de gestión) y remarcó el trabajo realizado en la lucha contra el narcotráfico: “El único precio que queremos que suba es el de la droga, porque significa que hay escasez”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *