Esperando el escrutinio, cada sede de campaña expresa su tendencia

Los distintas sedes de campaña procesaban esta tarde los números propios de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, que en principio mostraban al oficialismo muy conforme con la elección en el interior y cauteloso respecto del resultado en Buenos Aires, mientras que el kirchnerismo estaba confiado en redondear un desempeño alentador en el principal distrito electoral del país, aunque el optimismo inicial mutó a hermetismo sobre el cierre de los comicios.

Era un hecho que Cambiemos iba a ser la fuerza más votada, porque presentaba candidatos bajo ese sello en todas las provincias menos en la Ciudad, pero los voceros oficiales estaban confiados en sumar más votos que ningún otro espacio en Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, distritos gobernados por la oposición, el socialismo en el primer caso y el PJ en las dos restantes. También se adjudicaban anticipadamente “victorias” holgadas en Mendoza y especialmente la Ciudad de Buenos Aires, donde Elisa Carrió le habría sacado más de veinte puntos al segundo.

En Córdoba destacaban la elección de los candidatos de Cambiemos en la Capital provincial, gobernada por el radical Ramón Mestre, y hablaban de elección histórica frente a los candidatos del gobernador Juan Schiaretti.

Las fuentes del oficialismo, en tanto, tenían expectativa de hacer una buena elección en San Luis con su candidato Claudio Poggi, retador de los Rodríguez Saá, y hablaban de una situación de empate en la estratégica Provincia de Buenos Aires, donde claramente estaban depositadas todas las miradas. Sobre el final de la jornada un relevamiento de Federico Aurelio daba a Cambiemos ganador.

El kirchnerismo, por su parte, señalaba que los cortes de trabajos registrados por sus encuestadores hasta media tarde daban a su precandidata a senadora, Cristina Kirchner por encima del referente de Cambiemos, Esteban Bullrich, con diferencias de alrededor de cinco puntos. Al mediodía encuestas a boca de urna de sectores vinculados a Unidad Ciudadana inundaron las redacciones mostrando resultados muy favorables para la ex jefa de Estado, pero a medida que corrían las horas, la cautela y el hermetismo comenzó a dominar a ese sector.

Sergio Massa aparecía relegado en los números que manejaban sus dos principales rivales,  pero en el comando de campaña de 1País hablan de “una buena elección” del espacio cerca de conseguir un 20%.

Los datos que manejan desde el espacio “Cumplir” de Florencio Randazzo, indican que su candidato obtuvo entre un 5% y un 6% de los votos, que le permitiría superar el 1,5 % requerido para competir en octubre, pero que los deja muy por debajo de las otras 3 fuerzas.

El ex FPV, además, se entusiasmaba con la posibilidad de arrebatarle el segundo lugar al espacio Evolución de Martín Lousteau en la Ciudad de Buenos Aires, a través de su candidato a diputado Daniel Filmus, aunque en otros campamentos hablaban de empate en esa pulseada o incluso ponían al ex embajador por encima de su adversario K.

En San Juan, el PJ se sentía ganador frente a la lista de Cambiemos. La boleta del oficialismo provincial estaba encabezada por Rubén Uñac, el hermano del gobernador Sergio Uñac, mientras que el frente opositor llevaba como candidato al senador Roberto Basualdo.

También el PJ riojano, que lleva a Carlos Menem en sus boletas pese a que su candidatura está a consideración de la Corte Suprema, se mostraba optimista de volver a conseguir más votos que el referente de Cambiemos, el radical Julio Martínez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *