Mediante un microchip, un joven tetrapléjico recuperó el control de una mano

El dispositivo implantado en el cerebro envía señales a los músculos que controlan el movimiento de los dedos.

Un equipo de especialistas de la Universidad de Ohio y el Instituto Memorial Battelle desarrolló una estrategia que consiste en conectar de nuevo el cerebro a los músculos que mueven la mano en un paciente tetrapléjico, que así, recuperó la movilidad de una de sus extremidades.

El joven Ian Burkhart sufrió una grave lesión que dañó su médula espinal, dejándolo sin movilidad de los codos hacia abajo. El equipo de investigadores practicó lo que se conoce como un bypass neuronal que implica la implantación de un chip en el cerebro y electrodos en el antebrazo.

De esta manera, la señal del cerebro se puede transmitir por un cable hacia los músculos que controlan la mano esquivando el punto en que la médula espinal está seccionada. El cable llega hasta una manga de tejido sintético equipada con 130 electrodos que a Burkhart le ponen en el antebrazo derecho. Los electrodos aplican una pequeña descarga eléctrica que se transmite a los músculos a través de la piel, de modo que los músculos se contraen y mueven las articulaciones de la muñeca y de los dedos.

A futuro, tienen previsto transmitir la señal a las extremidades con tecnología inalámbrica, lo que sería más cómodo para los pacientes y les permitiría más movilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *