Más de 500 detenidos en otra protesta de los “chalecos amarillos” en París

Rechazan las políticas del presidente Emmanuel Macron. El gobierno desplegó un gran operativo con más de 90.000 policías en todo el territorio.


Crece la tensión en París en medio de otra protesta de los “chalecos amarillos” contra las políticas de Emanuel Macron. Las fuerzas de Seguridad lanzaron gases lacrimógenos para retroceder a los manifestantes y este viernes ya había más de 500 detenidos.

Ante el temor de un estallido de violencia, las autoridades están llevando a cabo controles en las estaciones de ferrocarril y en los puntos estratégicos de la capital. Anunciaron el despliegue “excepcional” de cerca de 90.000 policías en todo el territorio, que están apoyados por una decena de vehículos blindados para proteger los edificios públicos y despejar barricadas.

La preocupación del Ejecutivo también pasa por la movilización de grupos de extrema derecha y extrema izquierda que podrían aprovechar las manifestaciones para sembrar el caos.

Esta ola de protestas comenzó el 17 de noviembre en oposición a un aumento de los impuestos a los combustibles. Macron cedió esta semana a algunas de las demandas, anuló el alza del gravamen a los combustibles, que hacía parte de un plan para combatir el cambio climático, y congeló los precios del gas y la electricidad durante los próximos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *