Manu Ginóbili reveló los motivos de su retiro y dio detalles de su futuro

El bahiense cerró su carrera profesional a los 41 años, tras 23 temporadas. “Cuando volví a agarrar la pelota, ya no me pasaba lo mismo de siempre”…


Manu Ginóbili anunció públicamente su retiro este lunes a los 41 años y tras 23 temporadas como profesional. El escolta oriundo de Bahía Blanca brilló en San Antonio Spurs, donde ganó 4 anillos de la NBA, y con la selección argentina conquistó una medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y medalla de bronce en Beijing 2008.

Aunque aún tenía un año más de contrato con la franquicia texana, el argentino decidió dar un paso al costado. En su columna con La Nación, el basquetbolista contó detalles de cómo tomó esta decisión y dejó abierta la puerta de seguir ligado al básquet.

“Cuando volví a agarrar la pelota ya no me pasaba lo mismo de siempre. Me había dejado abierta la puerta por las dudas, pero estoy convencido y feliz por la decisión que tomé”, esbozó el ’20’ de los Spurs.

Durante sus vacaciones por Canadá, contó que junto a su esposa, Many, se planteó en varias ocasiones el tema del retiro y que ya le había anticipado a su entrenador, Gregg Popovich, que “estaba más afuera que adentro”.

Igualmente, el último click parece haberlo dado en su vuelta a las prácticas: “Regresé y me puse a hacer pesas, agarré la pelota, miré a los más jóvenes entrenarse y romperse el lomo para estar bien para la pretemporada y a mí, sin embargo, todavía me dolían los últimos dos golpes de la temporada anterior. De a poquito me fui convenciendo de la decisión a tomar”.

No obstante, Ginóbili no descartó seguir ligado a la institución: “Lo que le dejé en claro a Pop es que no es un ‘chau, me voy’. Mis hijos ya empezaron las clases y mientras esté en la ciudad voy a estar cerca del equipo y de la franquicia, tal vez no pueda ayudar más sacando una falta en ataque o con algún robo o algo, pero trataré de sumar en lo que pueda, tengo un gran aprecio por mis compañeros, por el staff y toda la gente del equipo y quiero que le vaya lo mejor posible. Si puedo ayudar desde afuera, lo haré con mucho gusto”.

“Todo fue especial en mi carrera porque no es común estar tanto tiempo en un equipo de la misma manera que no se dan procesos en selección en los que un puñado de jugadores comparten casi 20 años juntos, con Spurs y la Generación Dorada. Tuve la fortuna de formar parte de dos grupos que han tenido relevancia increíble en el deporte y en todos los casos encontré una calidad humana imposible de igualar”, concluyó el jugador que ahora se transforma en leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *