Manejaba borracho, atropelló, mató y se bajó a insultar a las víctimas

El hecho ocurrió en Chaco. El acusado tenía 1.09 gramos de alcohol en sangre.


Días atrás, un empleado de la municipalidad de Roque Sáenz Peña, Chaco, atropelló con su camioneta a una pareja que viajaba en moto. El acusado no sólo manejaba en estado de ebriedad, sino que tras el choque se bajó del vehículo y comenzó a insultar a las víctimas mientras agonizaban.

El chofer que es un abogado de 30 años, tenía 1.09 gramos de alcohol en sangre y quedó detenido el día del hecho. Posteriormente renunció a su trabajo como asesor del municipio.

El hecho ocurrió el 1 de septiembre alrededor de las 7.30 de la mañana. Según explicó Marcelo Soto, fiscal del caso “era un día lluvioso, en una zona cercana a varios establecimientos educativos. El conductor de la camioneta tenía un grado de alcoholemia de 1,09 (el mínimo permitido es de 0,5 gramos en sangre). Si bien no se sabe con certeza cómo fue el accidente, su conducción fue excesiva, temeraria e imprudente porque iba por lo menos a 86 kilómetros por hora en una zona donde la máxima permitida es de 40. A esa velocidad y con la calzada mojada se iba a llevar cualquier cosa por delante”.

A través de las redes sociales, se difundieron imágenes del momento en que el empleado municipal comienza a insultar a la víctima. “Mogólico de mierda, qué te cruzás, la concha de tu madre. Mirá si te mató. Ojalá que quedes inválido”, se lo escucha decir.

Por su parte, el conductor de la moto identificado como José Ponce murió mientras que su acompañante sigue internada y deberá someterse a una operación, aunque está fuera de peligro. “No tiene nombre lo que hizo ese tipo. Los insultó, los humilló, les deseó lo peor. Mi hermano llevaba a su novia a una capacitación docente. Él llegó consciente al hospital pero falleció dos horas después”, contó Damián, hermano de la víctima en diálogo con Todo Noticias.

El fiscal confirmó que el abogado fue indagado el jueves de la semana pasada y quedó imputado por el delito de homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas agravadas en concurso, aunque podría ser liberado en breve. Hasta el momento no hay testigos ya que “la gente no quiere declarar”, explicó Soto. En la misma línea, el hermano del fallecido pidió que quien haya visto lo que sucedió “se presenten en la fiscalía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *