Macri en España: apoyos en público, dudas en privado

El FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos le comunicaron a la Casa Rosada que le entregarán los nombres de funcionarios, políticos y empresas vinculadas a la corrupción del caso Odebrecht en Argentina.

Fuentes de Washington confirmaron a Clarín que ambos organismos guardan en el máximo secreto toda la documentación de la propia oficina “especial” que tenía Odebrecht para ejecutar el pago de las coimas.

La información confidencial incluye listado de funcionarios que participaron en los sobornos, nombres de operadores que viabilizaron los pagos y también identidad de empresarios que fueron socios de Odebrecht en los actos ilícitos que se cometieron en Argentina.

Los datos se entregarían en secreto y no se harían públicos. La noticia de semejante movida conmovió a la Casa Rosada. No es casual que ayer Mauricio Macri hablara de Odebrecht en Madrid.

La notificación activó una acción que hará el Presidente el próximo miércoles : en el discurso – ante la Asamblea Legislativa – pedirá al Congreso que apruebe una ley que establece sanciones a las empresas involucradas en corrupción y fija beneficios para los hombres de negocios que delaten y admitan pagos de sobornos.

El pedido esta ya incluido en el borrador del discurso. En forma paralela el Procurador Carlos Balbín trabaja una idea alternativa: un decreto provisorio, porque los listados con supuestos corruptos se conocerán de inmediato.

Fuentes de Estados Unidos dicen que la información quema: habría nombres de –por lo menos– 20 argentinos. El FBI ya aviso a su embajada en Buenos Aires.

El dato se comentó en el nuevo y máximo comando de la Casa Rosada. El Presidente sintió en carne propia haber transitado el peor periodo de su gobierno por el tema Correo: su imagen habría bajado 9 puntos y el efecto lo sufrió – sin tener nada que ver – Maria Eugenia Vidal: bajó 5 puntos.

Por eso, hace una semana hubo una decisión política trascendente: Macri rearmó después de un año al máximo comando político del PRO.

El tema lo trataron el viernes en Olivos Marcos Peña y Maria Eugenia Vidal.

El lunes se volvieron a ver las caras: Macri, Peña, Vidal y Horacio Rodriguez Larreta, la máxima conducción política del PRO. El cuarteto reasumirá el armado de las estrategias, después de haberse desarticulado el grupo a causa de celos e internas. Se podría agregar –si se superan peleas– Gabriela Michetti.

Como anticipo Ricardo Roa en Clarín se trató en esa reunión la crisis del Correo. También, qué hacer si aparecen otras “incompatibilidades éticas” con los negocios pasados del Presidente.

Antes de la conferencia de prensa – el jueves pasado – de Macri hubo en la Casa Rosada un debate sobre la cuestión.

Existen otros temas pendientes y el conflicto -que anticipó Clarin- sobre las adjudicaciones a Avianca.

La empresa de aviación MacAir de los Macri se vendió hace meses a Avianca y Carlos Colunga un histórico del clan Macri pasó a dirigir la nueva compañía Avian LA que recibió la adjudicación de rutas áreas. Isella Costantini se opuso, antes de que la echaran de Aerolíneas.

En la reunion de la Casa Rosada, Laura Alonso preguntó al Presidente: “¿Mauricio, vos sabés qué hace tu padre Franco en China?” Macri respondió : “Pelotudea.” Ahora el “macrismo” quiere curarse en salud y decidió armar un “código de ética presidencial”. La reaparición del máximo “comité político” del PRO también movilizó otras iniciativas. Desde el mundo de los negocios y el radicalismo se propicia la figura de Ernesto Sanz para llenar de política al gobierno de “Ceos”.

La Unión Industrial cree que Sanz debe incorporarse al Gobierno. Dicen que puede ayudar a Macri desde adentro.

Adrián Kaufmman Brea , su titular, abrió ayer la ronda de negocios en Madrid. Dio un apoyo a la política económica. Estaba con Luis Betnaza y Daniel Funes de Rioja.

Macri obtuvo apoyo político en España. Los hombres de negocios ibéricos ponderaron en publico sus reformas y prometen inversiones Pero en privado sucede otra cosa. Se repite lo que ocurrió en el “Mini Davos” de Buenos Aires. Los grandes empresarios de España plantean dudas políticas y exigen reformas de fondo para mejorar la competitividad.

Juan Rosell, lo explicitó bien en las reuniones privadas que tuvo con Francisco Cabrera y Jorge Triaca.

El líder máximo CEOP de España les trasmitió este mensaje a los funcionarios: “ Una cosa es querer y otra la realidad. Deben perseverar en las reformas, para recibir inversiones” En concreto exigen

-Un explícito plan monetario y fiscal global.

-Saber hacia dónde va Argentina y si la macroeconómica cierra sin generar nuevas distorsiones, como es el incipiente atraso cambiario.

-Avanzar en reformas, como la reducción del costo laboral

– Saber si Macri tendrá fortaleza política y puede ganar las elecciones de octubre para instrumentar los cambios que piden los inversores.

Macri conoce en detalle estos interrogantes. El propio Rey Felipe y Mariano Rajoy los expusieron en las reuniones privadas.

Macri, respondió con su nueva muletilla : “ las próximas elecciones las ganamos caminando.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *