Luís Rubio: “A veces no se condice la vocación con la aptitud, eso se confunde”

El humorista habló de sus comienzos, dónde se siente cómodo y habló de su papel en “El amor menos pensado”, un film protagonizado por Ricardo Darín y Mercedes Morán.


Luis Rubio es un humorista, actor y guionista argentino que en el mundo del espectáculo es reconocido por su personaje de Eber Ludueña, un jugador de futbol rústico. Rubio, contó que el nacimiento “surge por mi barrio, el barrio Ludueña. Era poco glamoroso, calle de tierra, zanjas. Buscamos un nombre como Eber, que suena a uruguayo. Aparte el apellido Ludueña respira fútbol”.

“Eber está muy metido en la gente. Siempre se proponen personajes pero el que decide cual queda es el público”, señaló y como los años también pasan para los personajes de ficción hoy el ex futbolista “está en etapa de periodista deportivo, usa corbata y quiere seguir los pasos de Diego Latorre”.

El rosarino llegó de su ciudad a Buenos Aires en 1993 “para empezar a trabajar en radio” y desde ese preciso momento, trabajó “10 años seguidos en radio”. También tuvo la oportunidad de trabajar con Néstor Ibarra, hacer un dúo con Rottemberg y hasta con Lalo Mir y fue parte de Peligro Sin Codificar donde “hacíamos test drive probando autos pedorros, Eber probando Renault 18 o Duna”.

En el programa conducido por Diego Korol, Luis Rubio trabajaba acompañado de un elenco lleno de humorista, pero en Carnota 910 con Fernando Carnota por Radio La Red, reconoció que “me cuesta laburar con otros humoristas, prefiero trabajar con periodistas o un conductor. Me resulta mejor apostar al contraste, me cuesta cuando se juntan muchos”.

Si bien siempre trabajó con guiones para con sus personajes, cuando comenzó a trabajar con Alejandro Fantino en Mar de Fondo en 2001, “acepté improvisar y salió”. “Fantino lo hacía perfecto, es muy divertido pero conmigo hacía de periodista deportivo. Hacíamos paredes, él usaba palabras y yo después tomaba eso e iba armando”, indicó.

También dijo que en donde se siente cómodo en “lo audiovisual” y en “cosas de edición” pero que “quizá eso no es lo más fuerte que tengo, a veces no se condice la vocación con la aptitud, a veces eso se confunde”.

Pero la vida de Luis Rubio no sólo se basa en el humor porque también tiene una etapa en el mundo del cine. En 2014, participó en el film “Un amor en tiempos de selfies”, donde el protagonista es Martín Bossi y ahora el parte del elenco de “El amor menos pensado” junto a Ricardo Darín y Mercedes Morán, un lindo desafío pero al mismo tiempo “mucha presión”.

Rubio contó que para esta nueva película el director Juan Vera lo llamó para hacer el casting. “Para mi sorpresa quedé, me dieron para hacer una escena, me la mandaron y querían que la vaya a grabar, yo no quería grabar y prefería charlar sobre el personaje. El director después me dijo que yo no parecía interesado, pero en realidad estaba con mucho miedo. Tuve que hacer un laburo sobre mí para hacerlo, era mucha presión”, confesó entre risas.

Más allá de haber sido parte del mundo televisivo donde se puede decir que también actúa haciendo humor, Rubio tomó con responsabilidad este papel ya que “en la película hay un gran elenco, más me presionaba”. Luego de acordar con el director que iban a grabar una escena, el humorista buscó ayuda de “actores y amigos” para tener una gran preparación. “No es que aprendí a actuar pero me saqué mochilas y pude grabar, grabamos con el director haciendo de Darín. Después quedé y me puse a laburar todo el verano. Seguí entrenándome y asesorándome. Cuando llegó Ricardo, todos esos desbloqueos me volvieron, estaba colorado y no podía ni hablar”, se sinceró.

“Darín es un enorme profesional, me pasaba montón de tips y fue muy generoso. No tenía necesidad de hacerse cargo de mi inseguridad. Me veo bien en la película, me cuesta ser objetivo pero creo que cumplí”, concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *