Logran curar a un paciente con VIH por segunda vez en la historia

Sucede doce años después del primer caso exitoso. Los expertos, que le hicieron un trasplante de médula ósea, prefieren hablar de “remisión a largo plazo”.


Científicos habrían logrado un segundo caso de cura del VIH. El paciente tratado se mantiene en el anonimato y, por ahora, apenas se lo conoce como “El paciente de Londres”. El hallazgo fue anunciado doce años después del primer caso exitoso, protagonizado por Timothy Ray Brown, conocido originalmente como “El paciente de Berlín”.

Durante más de una década se intentó replicar el tratamiento, pero los pacientes sufrían una recaída cerca del noveno mes luego de abandonar los fármacos antirretrovirales. En cambio, el protagonista del nuevo estudio auspicioso lleva ya más de un año libre del virus del VIH.

De todas maneras, los investigadores prefieren no hablar todavía de cura: definen el caso como “remisión a largo plazo”. El tratamiento aplicado constó de un trasplante de médula ósea, utilizado originalmente en ambos casos contra el cáncer.

De acuerdo a los detalles provistos por The New York Times, que se ampliarán en la publicación Nature y en una conferencia médica en Seattle, el donante tiene una mutación en una proteína llamada CCR5, presente en determinadas células del sistema inmunológico. Ese receptor es utilizado por el VIH para ingresar a las células. La mutación, sin embargo, evita que eso suceda.

El “Paciente de Londres”, que había contraído el VIH en 2003 y en 2012 había sido diagnosticado con el linfoma de Hodgkin, fue sometido al trasplante en mayo de 2016 y tomó inmunodepresivos. En septiembre de 2017 dejó los antirretrovirales.

En uno de los 24 tests que le realizaron más tarde le encontraron una débil señal de la infección, pero los especialistas lo adjudicaron a una contaminación de la muestra de sangre.

“Al lograr la remisión en una segunda persona aplicando el mismo método, mostramos que el paciente de Berlín no fue una anomalía”, dijo Ravinda Gupta, el jefe del equipo que realizó el estudio.

Los expertos, sin embargo, son cautelosos. Tanto “el paciente de Londres” como “el paciente de Berlín” sufrieron trastornos después de la intervención, ya que las células del donante “atacaron” sus sistemas inmunológicos. Según declaraciones en The Guardian, los especialistas aún no se sabe si esa infección intervino en la remisión del VIH.

Además, el trasplante es un método caro y riesgoso. Y aseguran que no resultaría útil ante otra forma de VIH, llamada H4, que utiliza una proteína diferente para ingresar al sistema.

El HIV afecta a casi 37 millones de personas en todo el mundo, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud. Más de 35 millones murieron a causa de la infección.

Fuente: Clarin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *