Llega a la Argentina la “Economía Azul”

El economista belga que propone crear empleo de calidad y valor agregado con recursos naturales compartió una charla con el ministro de Ambiente y el director del CEDYAT.

La Embajada de Bélgica en Argentina fue el escenario del lanzamiento del libro Plan A “La Transformación de la Economía Argentina” donde participaron el economista belga Günter Pauli, creador e impulsor del modelo “Economía Azul”; el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el rabino Sergio Bergman y el Director del CEDYAT, Fabián Ruocco.

La economía azul, es un concepto creado por Pauli, que propone generar valor agregado y empleo de calidad multiplicando los recursos naturales. El libro con el mismo nombre fue traducido a 43 idiomas.

El mismo economista definió la iniciativa: “Se trata de un concepto holístico e innovador en el planteamiento empresarial: sólo tenemos que emular los ecosistemas naturales para ser eficientes en la producción de bienes y servicios que los ciudadanos necesitan para ser felices, con responsabilidad compartida y respeto para las generaciones futuras”.

Sobre la actualidad, Pauli remarcó que la mayor parte de la economía actual ignora a la naturaleza, “incluso funciona en contra de ella”y expresó que es urgente “pasar del análisis de los problemas a la identificación de las oportunidades” en cuanto a la dimensión ambiental.

Pauli estuvo recorriendo la Argentina durante un año junto a varios científicos de distintas disciplinas y detectaron, entre otras cosas, que la “Argentina es la mayor reserva mundial de levaduras silvestres, que se usan en panificación, producción de vino y cerveza”, aseguró el economista belga a Ruocco.

Asimismo, destacó que en la zona del noroeste existe una enorme oportunidad en la producción sustentable de lana de vicuña y alpaca, rescatando técnicas tradicionales de hilado.

Para la zona de la costa bonaerense se habló de la posibilidad de cultivar algas marinas para alimento de peces, biocombustible y biofertilizantes. “La tendencia es migrar la producción de proteínas del suelo al océano, multiplicando el rendimiento”, remarcó Pauli.

A su vez, el ministro Bergman presentó como “muy positivo” el trabajo conjunto que dio como resultado el libro Plan A que va en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sustentable – ODS- de las Naciones Unidas.

“Estamos cambiando el paradigma ambiental de la denuncia y la confrontación, al diálogo con los sectores industriales tradicionales, proponiéndoles transformar su negocio a un modelo sustentable”, remarcó el rabino.

También destacó que “la Economía Azul busca optimizar el rendimiento de los recursos e infraestructuras actuales en el país y, principalmente, aprovechar los residuos como materia prima para la generación de nuevos productos”.

Asimismo, el ministro agregó que existen otras oportunidades como la conexión a internet por iluminación LED (li-fi), cultivo de hongos a partir de desechos de alimentos, biomasa con residuos domiciliarios, y reforestación del bosque chaqueño con impulso al turismo.

Al respecto, Bergman aseguró que para estos casos, el Estado brindará créditos y condiciones favorables a “quienes inviertan en estos proyectos”.

Finalmente Ruocco, encargado de concluir el evento, manifestó: “lo más importante para el CEDyAT es que estos encuentros con personas de tanta trayectoria en proyectos concretos nos invitan a todos a impulsar el compromiso y movilizar la acción, porque los recursos de la naturaleza determinan la necesidad de asegurar disponibilidades ambientales compatibles con su aprovechamiento para las actuales y futuras generaciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *