Lázaro Baez, su hijo Martín y Daniel Pérez Gadín se negaron a declarar

Los tres acusados presentaron un escrito ante el juez Sebastián Casanello. Ahora es el turno del financista Federico Elaskar, que ya se encuentra en el edificio de Comodoro Py.

Este miércoles comenzó el desfile de empresarios vinculados a la conocida “ruta del dinero K”. Esta mañana, el santacruceño allegado a la familia Kirchner, Lázaro Báez, su hijo Martín y el contador Daniel Pérez Gadín se presentaron ante el juez Sebastián Casanello en Comodoro Py, pero no aceptaron la indagatoria.

Al edificio llegó este mediodía el financista Federico Elaskar, también para declarar ante el juez Casanello. Según informaron fuentes judiciales, Lázaro fue nuevamente trasladado a la alcaidía de los tribunales federales de Retiro, donde permanecerá detenido.

Báez y Pérez Gadín fueron arrestados ayer acusados de lavar cinco millones de dólares provenientes de la evasión fiscal de la constructora Austral Construcciones a través de la operatoria de la cueva financiera ex SGI “La Rosadita”. Pasaron la noche en la Superintendencia de Investigaciones Federales, en el barrio de Lugano. Desde allí fueron llevados en un móvil de la Policía Federal hasta los Tribunales mediante un fuerte operativo de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *