Gils Carbó fue procesada por supuesta administración fraudulenta

Por el inmueble se pagaron 43 millones de pesos y por la operación investigada se abonaron comisiones millonarias que rondaron los 10,7 millones de pesos.

Magdalena Gils Carb— en el ciclo Conversaciones, por Hugo Alconada Mon
Foto: Sebastian Rodeiro

El juez federal Julián Ercolini procesó hoy a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por la compra irregular del edificio de la sede central del organismo, donde se sospecha que hubieron coimas.

La procuradora fue considerada coautora del delito de “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública” y el juez ordenó un embargo sobre sus bienes por 7 millones de pesos.

Por el inmueble se pagaron 43 millones de pesos y por la operación investigada se abonaron comisiones millonarias que rondaron los 10,7 millones de pesos. El edificio está en la calle Perón al 600 y fue adquirido para que funcionen las oficinas de la procuración.

La Justicia dijo que durante la investigación y tras las indagatorias, que la Procuradora y el subdirector Guillermo Bellingi violaron “los deberes a su cargo” y “diagramaron un complejo entramado” para que “en forma directa o a través de intermediarios” se haya adquirido el edificio en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *