La Oficina Anticorrupción solicitó ser querellante en el caso Ciccone

El organismo dirigido por Laura Alonso desea representar al Estado en el juicio donde Amado Boudou es procesado por las irregularidades en la adquisición de la compañía.

La Oficina Anticorrupción pidió esta tarde ser querellante en la causa donde el ex vicepresidente Amado Boudou, es acusado por irregularidades en la adquisición de la empresa que imprimía billetes. Dicho caso es caratulado como “Boudou Amado y otro s/ cohecho y negociaciones incompatibles (artículos 256, 258 y 265 del Código Penal)”, tramitado en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°4.
Según el comunicado oficial, el organismo liderado por Laura Alonso argumenta que puede ser querellante en causas donde “se involucran a funcionarios públicos nacionales en la posible comisión de delitos de acción pública“. Esto lo abala la ley 25.233 de su creación, otorgándole la posibilidad de “promover la investigación de la conducta administrativa de los agentes integrantes de la administración nacional centralizada y descentralizada, y de las empresas, sociedades y todo otro ente en que el Estado tenga participación”. 
De esta manera, al ser querellante, la Oficina Anticorrupción tendría la potestad de lanzar medidas de prueba, apelar decisiones que le sean desfavorables, interrogar testigos, obtener un rol más protagonista en juicios; y obligar al Tribunal a mantenerla actualizada con todas las medidas que trasciendan en el caso.
La secretaria de Ética Pública, Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Laura Alonso, aclaró que se sorprendió al saber “que no hay ni siquiera una investigación preliminar sobre las vinculaciones del ex vicepresidente Boudou en el caso Ciccone, a pesar de lo avanzada que está la instrucción judicial y el prosesamiento del ex funcionario”, expresó en el comunicado.
“Dada la relevancia política e institucional del caso y que la causa podría elevarse a juicio oral pronto, decidimos solicitar la incorporación de la Oficina Anticorrupción como querellante para participar de esa instancia y colaborar con la Justicia en la búsqueda de la verdad”, agregó.
El ex funcionario kirchnerista fue procesado en junio de 2014 por “delitos de cohecho pasivo en concurso ideal con negociaciones incompatibles” confirmado por la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *