La Justicia investiga una extorsión por US$8.000 a Susana Giménez

Se trata de una maniobra en la que amenazaron a la diva con difundir videos sexuales de su nieta


La Justicia penal de La Plata investiga una supuesta extorsión a la diva de la televisión Susana Giménez por unos videos eróticos de su nieta, Lucía Celasco, por los que una persona pretendió cobrarle 8 mil dólares para no difundirlos. La maniobra habría sido realizada por el periodista de espectáculos Pablo Silva.

Según publicó La Nación, el periodista contactó días atrás a la productora y “mano derecha” de Susana, Inés Hernández, para alertarle que una persona le había ofrecido por Whatsapp supuestos videos “hot” de Celasco y que ofrecía no difundirlos a cambio de dinero.

La denuncia presentada por uno de los abogados de Susana está siendo investigada por la Fiscalía N°15 de La Plata. En este marco, la Justicia ordenó allanar la vivienda de Silva en la localidad bonaerense de Villa Ballester donde efectivos secuestraron documentación, celulares y computadoras que serán revisados por los peritos.

De acuerdo a lo trascendido, el abogado del periodista, Darío Saldaño, solicitará la nulidad de las actuaciones y toma de las cosas de su casa. El letrado precisó a Télam que Silva “fue contactado el sábado por un personaje mediático que le ofreció comprar videos íntimos de Celasco” y que su respuesta fue que no estaba interesado en adquirir ese material.

“Mi cliente llamó a la productora de Susana para informarle lo que ocurría, pero ella le dijo que para molestar a la conductora necesitaba pruebas”, aseguró y relató:” ‘Lo mejor que pueden hacer es tenerlo ustedes’, le dijo la productora”.

Pablo Silva es un experiodista del diario Crónica y de El Sensacional, y según relató a TN Show su abogado, Darío Saldaño, recibió un mensaje de WhatsApp de un “personaje” que le comentó que tenía cuatro videos de Lucía en su intimidad, manteniendo relaciones sexuales, y le preguntó a quién se los podía vender.  Según barajan los investigadores, los videos habrían sido filmados hace alrededor de cuatro años y habrían sido hackeados de una cuenta de iCloud, la nube digital de los dispositivos de la marca Apple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *