En Francia, investigan a Apple por “obsolescencia programada”

Una asociación acusa a la empresa de softwares y hardwares de “intentar reducir el rendimiento adrede  de los iPhone con el fin de acelerar su reemplazo”

La Justicia Francesa abrió una investigación contra Apple por la “obsolescencia programada” del sistema de actualización de sus iPhone, según informó AFP. La asociación Halte à l’obsolescence programmée (HOP) denunció que, de esta manera,  la empresa intenta que se reduzca el rendimiento del teléfono de forma adrede con el fin de acelerar su reemplazo.

La investigación iniciada el pasado 5 de enero es conducida por la Fiscalía de París, según informó una fuente judicial citada hoy por los medios franceses, y sigue las acusaciones de HOP. “Apple estableció una estrategia global de obsolescencia programada con el objetivo de aumentar sus ventas”, afirmó la asociación.
En tanto, la organización contra la obsolescencia programada considera que Apple puede ser demandada por los iPhone que vendió en Francia desde la promulgación de la ley de transición energética, el 17 de agosto de 2015, que introdujo el delito de obsolescencia programada en el Derecho francés.

El grupo estadounidense, que recientemente sacó a la venta un nuevo modelo de iPhone, reveló el 21 de diciembre que ralentizaba voluntariamente el rendimiento de los teléfonos para “prolongar su duración” aunque la excusa de la compañía fue que la decisión se tomó por el uso de las baterías de ion de litio, que tienen dificultades para responder a las numerosas demandas de usuarios del dispositivo a medida que va siendo utilizado.

Apple confirmó así, por primera vez, los rumores sobre la probable ralentización voluntaria de los iPhone, que aparecen desde hace años en la prensa especializada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *