La humilde vida de la hija no reconocida de la Mona Jiménez

Es una hija no reconocida de la Mona Jiménez, saltó a la fama el año pasado contando su historia y ahora nuevamente es noticia cuando la vieron vendiendo choripanes en la zona de Berazategui.

La vida privada de la Mona siempre fue un misterio y cualquier dato que surge es una nueva absoluta, algo así es lo que se vivió el año pasado cuando Natalia contó su historia en los medios. La imagen es por lo menos impactante, Natalia, hija no reconocida de la Mona Jiménez, vendiendo choripanes. Ojo, no estamos diciendo que no sea digno o estigmatizando al choripán pero teniendo en cuenta la situación de su padre la imagen es por lo menos fuerte. A partir de ahí salieron miles de versiones desde que se “fundió” pasando porque está buscando nuevos rumbos.
Consternada por la situación, Natalia aseguró “Mira, vendó choris pero no estoy en bancarrota. Cada uno se la rebusca como puede”. Luego agregó, “Yo soy madre con dos hijos y así venda choripanes o patys me la rebuscó. Me puse un kiosco y no funcionó, si supiera coser haría vestidos” sentenció.
“Hago maquillaje, uñas esculpidas, me encantar bailar y cantar, además de hacer choripanes. En realidad hago bondiolas con una amiga. Yo siempre con buena onda y una sonrisa trato de llevarle el pan a mis hijos”, cabe destacar que el chori al paso de Natalia se llama “Que Monada”.
Lejos de conformarse, Natalia redobla la apuesta con su humilde puesto de choripanes “Tengo mi puesto al frente de una fábrica y vienen a comprarme siempre, sueño con tener una parilla gigante. ¿Por qué no?”, finalizó. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *