La economía argentina en vilo por la publicación de un dato clave en EE.UU

Es ni más ni menos que la inflación de enero en el país norteamericano. Habrá una fuerte repercusión en el mercado local, tras la eventual modificación de las tasas estadounidenses.


Después de muchos años, la publicación de un dato del mercado estadounidense tendrá un impacto directo sobre la economía argentina: la inflación minorista que se registró en enero. De la evolución de este índice dependerá el comportamiento de la tasa a 10  años del Tesoro norteamericano, cuya variación le repercutirá al costo de financiamiento del Gobierno.

Los especialistas estiman que el índice por el que todos esperan no supere el 0,4%, lo que la llevaría a 1,9% en los últimos doce meses. También se aguarda que la inflación “núcleo” no supere el 1,7% en términos interanuales.

En caso de ubicarse por encima de ese valor, el resultado podría resultar muy negativo. Esto se debe a que las presiones inflacionarias llevarían a subas más agresivas de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal norteamericano a lo largo del año. De ser así, afectaría mayormente la capacidad de financiamiento de las naciones emergentes, las cuales mantienen una alta dependencia del endeudamiento, como sucede en Argentina.

Por el contrario, si el dato de inflación se ubica por debajo de ese 0,4% el impacto sería muy positivo, generando una importante baja de la tasa a diez años norteamericanos. Esto le daría impulso a los bonos argentinos, que fueron los más castigados en las últimas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *