La causa contra López, De Sousa y Echegaray fue elevada a juicio oral

La elevación se basa en la confirmación de la “instrumentación de una compleja maniobra de corrupción perpetrada dentro y fuera de la AFIP” y la carátula de la investigación es por defraudación al Estado en 8 mil millones de pesos.

El juez Ercolini dio por clausurada la instrucción y elevó a juicio oral la causa contra Cristóbal López, Fabián De Sousa y Ricardo Echegaray por el fraude de $8.000 millones a la AFIP a través de de la petrolera Oil Combustibles.

La carátula de la investigación es por defraudación al Estado en 8000 millones de pesos en último gobierno de Cristina Kirchner por no pagar el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) , llevada a cabo por Oil Combustibles, empresa insignia del Grupo Indalo, cuya propiedad corresponde a López y a De Sousa. La acusación incluye que la omisión del pago, sirvió al grupo empresario para capitalizarse con otras inversiones, varias de ellas en medios de comunicación.

Según la resolución del magistrado, de los 55 meses investigados, los dueños del Grupo Indalo sólo tributaron el ITC durante siete meses. Así, la elevación a juicio oral se basa en la confirmación de la “instrumentación de una compleja maniobra de corrupción perpetrada dentro y fuera de la AFIP”, donde hubo una estructura permanente y coordinada de personas que lograron la “sustracción de fondos millonarios por medio de la defraudación al Estado”.

La Justicia sostiene que los empresarios K se dedicaron de manera sistemática y constante a “llevar a cabo negocios espurios con el objetivo de apropiarse de fondos públicos”. En este contexto se ubica la maniobra de corrupción por la cual desde la AFIP, sus funcionarios y sobre todo quien era su principal autoridad, Ricardo Echegaray, “defraudaron al Estado” en beneficio de López y De Sousa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *