La Cámara de Casación declaró imprescriptibles los delitos de corrupción

Los magistrados revocaron la prescripción de la acción de la causa IBM-DGI y ordenó al Tribunal que realice el juicio.

Con los votos de los jueces Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani, la Sala 4 de la Cámara Federal Federal de Casación Penal declaró la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción en el marco de la causa IBM-DGI.

El fallo revocó la prescripción de la acción y ordenó al Tribunal que en forma inminente proceda a realizar el juicio.

En este caso se investiga el pago de sobreprecios por el parte del Estado nacional, unos 120 millones de pesos a valor 1 a 1 con el dólar, por el proceso de informatización de la por entonces Dirección General de Impositiva. En la causa están acusados ejecutivos de la multinacional I.B.M. y ex funcionarios del gobierno.

El camarista Gustavo Hornos sostuvo en su argumentación que se establece de modo literal que “quien se enriquece mediante la comisión de un grave delito doloso contra el Estado atenta contra el sistema democrático”.

Y agregó que solamente son atentados contra la democracia aquellas maniobras delictivas que por su complejidad, su daño o extensión puedan socavar las instituciones o los valores de la democracia. Por lo tanto,  las acciones respectivas contra los atentados contra el orden democrático resultan imprescriptibles.

Así, Casación resolvió que no es constitucionalmente posible la prescripción de la causa y que debe celebrarse en forma urgente el debate oral y público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *