La abogada del doble crimen en Belgrano, más complicada

Un peritaje encontró rastros de pólvora en su mano izquierda que apuntan a que habría disparado un arma


Una pericia indicó que la abogada implicada en el doble crimen de Belgrano podría haber disparado un arma: se encontraron rastros de pólvora y otros metales en sus manos, lo que complican su situación. A partir de este resultado, se harán nuevos peritajes y se examinarán sus prendas.

Según consignó Clarín, las primeras hipótesis apuntan a que Julieta Estefanía Bonanno (29) es la “entregadora” de su cliente, el mexicano Rodrigo Alexander Naged Ramírez (59) ( procesado en la causa “Bobinas Blancas”, y a su hijo Jhon Naged (30), asesinados ambos a tiros el lunes de la semana pasada.

Además de pólvora, el barrido electrónico realizado por los peritos de la Policía de la Ciudad que trabajaron en la escena del crimen la noche que ocurrió el hecho, dio también con restos de metales fusionados producto de la detonación de los cartuchos, lo que aún da mayores certezas sobre su cercanía a disparos.

De acuerdo a una fuente del caso se encontró estaño, bario y antimonio, tres materiales que los especialistas asocian al chasquido que se produce con un disparo. Además, también es incriminatorio el lugar donde fueron encontrados estos restos ya que sólo fueron registrados “en una mano” y en la otra no. ”

“Si fuera otro tipo de contaminación, tendría restos en las dos manos”, explicó un investigador. Por otro lado, los mismos resultados aparecieron en una de las manos de John Naged, por lo que evaluaría si el joven habría intentado defendese.

La principal duda del caso es quién es el hombre que ingresó la edificio ubicado en Cabildo al 2600 detrás de la letrada Bonnano y asesinó al mexicano procesado. Según la abogada, el día del crimen se reunió con su cliente y, al salir de ese encuentro, fue sorprendida por un hombre encapuchado que la obligó a atar al joven a una silla y luego la encerró en el lavadero. Después, relató, escuchó los tiros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *