Indagan a los dos custodios de Nisman

Son los que estaban asignados el día de la muerte del fiscal. La jueza Palmaghini los citó a declarar.

Los dos policías federales que fueron asignados a la custodia de Alberto Nisman el día de su muerte, fueron llamados a declarar. Son acusados del presunto delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público” por no ingresar al departamento cuando el fiscal no respondía los llamados.

Los oficiales Armando Niz y Luis Miño fueron citados por la jueza Fabiana Palmaghini para los días 12 y 19 de febrero, respectivamente. La situación de ambos agentes había quedado comprometida por la declaración de una secretaria letrada de Nisman, Soledad Castro, quien detalló cómo el día en que el ex titular de la UFI-AMIA apareció muerto insistentemente pidió sin éxito a los policías que derribaran la puerta del apartamento.

El expediente resalta además, que los custodios abandonaron su puesto de trabajo en las Torres Le Parc para ir a buscar a Sara Garfunkel, la madre de Nisman, quien tenía llaves del departamento. La jueza ordenó además, a la Gendarmería Nacional, una revisión tecnológica del entrecruzamiento de llamados telefónicos que venía investigando la División Fraudes Bancarios de la Policía Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *