“Impuesto Rosa”: Las mujeres pagan hasta 30% más por los mismos productos

El relevamiento fue llevado a cabo por la CAME en más de 500 comercios de todo el país.


La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dio a conocer el primer informe sobre el “Impuesto Rosa” en el marco del Día Internacional de la Mujer. El reporte reveló que las mujeres pagan 30% más que los hombres por los mismos productos.

Este estudio es el primero de estas características en Argentina; tampoco hay informes similares registrados en Latinoamérica. El reporte fue elaborado a partir del relevamiento de varios productos en más de 500 puntos de venta de todo el país y arrojó como dato que las mujeres pagan hasta un 30% más por objetos dirigidos al consumo femenino.

Por ejemplo, un desodorante a bolilla de 50 ml cuesta en su versión masculina $49 y en su versión femenina, $51,70, habiendo una diferencia de 5,5% entre ambos. Lo mismo sucede con el desodorante en aerosol: por un envase de 150 ml, ellos pagan $53,30 mientras que ellas abonan $58. La brecha, en este caso, asciende al 8,8%. Un envase de colonia de 80 ml sale para las mujeres $96,60 y $81,50 para los varones (la diferencia es de 18,5%).

En el caso de las maquinitas de afeitar, las distancias entre los precios dependen de su calidad, pero siempre será más cara la que está orientada al público femenino. Una afeitadora 3 hojas 2 en 1 se consigue a $69,60 en su versión femenina y a $60,90 en su versión masculina. La diferencia es de 14,3%. La misma asciende al 29,6% cuando se trata de afeitadoras de tres hojas para pieles sensibles: $33,30 cuesta la “rosa” mientras que la “men”, $25,70.

Incluso en algo tan delicado como los medicamentos existe esta discriminación de género. Una caja de ibuprofeno de 10 unidades cuesta $35,40, sin embargo ese precio sube a $37,28cuando la misma apunta al consumo de ellas, muy requerido durante el período menstrual. Eso equivale a un 5,3% más.

Además, CAME también presentó en el Congreso Nacional el “Informe sobre el impacto de las mujeres en la economía”, una encuesta realizada a 2.600 personas, que arrojó como resultado que el 74% entiende que en el país no existen las mismas oportunidades laborales para las mujeres en relación a los hombres, mientras que el 78% considera que hay diferencias para acceder a niveles jerárquicos.

En América Latina, el 20% de los puestos directivos están ocupados por mujeres y el 48% de las empresas no cuentan con ellas para la alta dirección En Argentina la proporción de empresas en las que el género femenino no participa en puestos gerenciales tocó un récord de 53% en 2017. Pero otro dato preocupante es que la cantidad de directoras en el país se redujo de 18% en 2016 a 15% en el año pasado. Además, la brecha salarial entre ambos sexos es de 25%, considerando las remuneraciones percibidas ante un mismo trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *