Hay más de 6000 evacuados en 6 provincias por las inundaciones

Las más afectadas son Chubut, La Pampa y Tucumán. En Santa Rosa llovió en 4 días el 66% de la media anual. En Comodoro Rivadavia el agua destruyó 2.000 viviendas.

Las lluvias de las últimas horas volvieron a complicar la situación de las localidades inundadas en seis provincias, donde había unas 6 mil personas evacuadas y otra 5 mil autoevacuadas. Chubut, La Pampa y Tucumán, eran las más afectadas. Además, en otras cinco provincias, esta noche el Servicio Meteorológico tenía una alerta por fuertes tormentas.

La lluvia caída en Santa Rosa, 380 milímetros en cinco días, provocó 3.000 evacuados y unas 710 casas inundadas. Esa cantidad de agua resulta extraordinaria: es el 60% de lo que llueve en un año promedio. El intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre anticipó que se declarará “la catástrofe climática para afrontar la emergencia” luego de una nueva precipitación que se dio en la madrugada de hoy.

Además llovió en el sur y el norte pampeano obligando al corte de rutas. La nacional 35 estaba cortada entre Eduardo Castex y Winifreda, mientras que la ruta nacional 188 –que corre de este a oeste- fue interrumpida a la altura de Rancul, un pueblo del norte pampeano.

En Chubut, en tanto, alrededor de 1.500 personas permanecían evacuadas en la ciudad de Comodoro Rivadavia -que según la comuna quedó “devastada”- El gobernador Mario Das Neves aseguró que “si digo que dos mil casas quedaron destruidas por la lluvia y el barro, me parece que me quedo corto”

En Salta, el Gobierno declaró la “emergencia hídrica, social y sanitaria” a raíz de las graves consecuencias causadas por el temporal de lluvias que desde el viernes dejó más de 800 personas evacuadas y cuyas zonas más críticas fueron los departamentos de Anta, Rivadavia, Orán y San Martín.

En Catamarca, varias poblaciones permanecen aisladas a raíz de las lluvias que caen desde el miércoles en la provincia y que provocaron la crecida de ríos y corte de rutas y puentes, además del derrumbe de casas, la salida de los servicios como el agua y la luz e inclusive familias completas evacuadas.

En Santiago del Estero cien familias resultaron damnificadas por las intensas lluvias en la ciudad de Nueva Esperanza, mientras que una veintena de personas tuvo que abandonar sus viviendas y estaban alojadas en la escuela 418.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *