Guido y Silvia Suller dejaron a su hermano en la calle…

Tremenda polémica se generó con la mediática familia luego de que los hermanos Suller echarán de su casa a Marcelo, su hermanastro, luego que este tuviera un brote psicótivo.


Y un día reaparecieron los Suller, hacia tiempo que no se sabía nada de ellos, son los más mediáticos por lejos de nuestra bendita farándula. Estamos hablando de los Suller, más precisamente Guido y Silvia, quienes tomaron la difícil decisión de dejar en la calle a su hemanastro Marcelo luego de una feroz discusión que tuvo con su madre que terminó con un brote psicótico. Hay que aclarar que la relación de los hermanos nunca fue buena, pero a partir de la muerte del padre de la familia todo empeoró.

Lo cierto  en toda esta historia es que hoy están al límite, con la madre (Nélida) viviendo con Guido, Silvia de nuevo en un hotel, tras pasar un mes en la casa familiar, y Marcelo -el hijo adoptado por la familia- en la calle, luego de ser denunciado por violencia doméstica: en un escándalo sucedido hace un mes, amenazó de muerte a su hermana y a la madre, rompió un televisor y dejó varios estragos en la casa. A raíz de eso hubo una denuncia y ahora tiene una perimetral que le impide llegar allí o acercarse a 90 metros. Quisieron internarlo en un psiquiátrico.

Cansados por esta situación Silvia y Guido se presentaron en el juzgado civil n°12 donde denunciaron a su hermano Marcelo por violencia doméstica: la intención de la familia es que Marcelo termine internado en el hospital Borda y echarlo de la casa. Marcelo ya había anticipado que esto pasaría porque había problemas con la herencia de la familia; él es el único hermano que aún vivía con su madre, pero según contó hace alrededor de 30 días Silvia -que está muy mal económicamente- volvió a vivir a la casa de su madre. ”La verdad no lo esperaba, pero llegó el día, me echaron como una rata’’, relató. Marcelo admitió que tuvo un momento de violencia: ”Yo tuve una discusión, una especie de brote y tiré la tele contra el piso’’, finalizó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *