Megaoperativo de seguridad por la Súperfinal entre River y Boca

Más de 1500 efectivos de diferentes fuerzas comenzaron su trabajo este martes y estarán en servicio hasta el día posterior del partido.


Mil policías mendocinos,  350 guardias de seguridad privada, 100 gendarmes y 80 agentes de la Policía Federal forman parte del gran despliegue que conlleva la realización de la final entre River y Boca por la Supercopa Argentina que se disputará este miércoles desde las 21:10.

El operativo comenzó este martes por la mañana y se extenderá hasta el jueves por la noche, momento en que la mayoría de los hinchas que llegaron a Mendoza desde otros puntos del país ya habrán abandonado la capital provincial.

“Ya se pusieron en marcha los operativos con refuerzos en todos los ingresos a esta provincia, Y a partir de mañana (por hoy) se intensificarán aún más”, aseguró Néstor Majul, subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad de Mendoza.

Los miembros de las fuerzas de seguridad estarán apuntalados por el personal del programa “Tribuna Segura” comandado por Juan Manuel Castrilli, hijo del histórico ex árbitro internacional.

El estadio Malvinas Argentinas estará colmado por 40.000 personas de ambas parcialidades, pero el foco está puesto en los alrededores del estadio y en la situación en la ciudad.

“La mayoría de los hinchas procedentes de Buenos Aires ingresarán por la Ruta 7 (con control en Desaguadero, en el límite con San Luis). Pero también, en menor medida, otros lo harán por San Juan”, informó Majul.

Los hinchas de Boca, comienzan por la ruta 7 (con un corte en la Laguna Picasa) y, después de tomar la 188, 8 y 33, retomarán la 7 para ingresar a la provincia por el Arco de Desaguadero.

Los de River, por su parte, empezarán por la General Paz, el camino del Buen Ayre, el Acceso Oeste y las rutas 5, 226, 188, 143 y 40 hasta tomar la entrada por la ciudad de San Rafael. Llegarán a Mendoza desde el sur de la provincia.

Castrilli pidió a la gente que “no cometa ningún tipo de desmanes ni hechos de violencia”, porque “no sólo tendrán que responderle a la Justicia, sino que los responsables que sean detenidos serán sancionados con la prohibición de ingresar a los estadios en todo el país”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *