El sospechoso por el crimen de Agustina había pedido una pala

Pablo Trionfini se suicidó antes de ser interrogado por la Policía. Convocan a una marcha en la ciudad santafesina a las 20 horas.

El cuerpo de Agustina Imvinkelried, una joven de 17 años oriunda de Esperanza, provincia de Santa Fe, fue hallado este lunes por la mañana, un día después de que la joven desapareciera tras salir a bailar junto a sus amigas a la disco Teos en la Ruta Provincial 6.

María Laura Urquiza, la fiscal a cargo del caso, confirmó que la causa está caratulada como “femicidio”.

Agustina había sido vista por última vez en la calle y dentro de un auto junto a un hombre de 39 años, a través de las cámaras de seguridad de la zona. El acompañante de Agustina fue identificado como Pablo Sebastián Trionfini.

En un allanamiento realizado en la madrugada del lunes en la casa del sospechoso para detenerlo, la Policía santafesina halló a Trionfini ahorcado con una soga.

La fiscal confirmó que no hay nadie más implicado o detenido en la causa y que las evidencias que se tienen hasta el momento son testimonios de personas que los vieron juntos, las imágenes de las cámaras, testimonios que indican que Trionfini había ido a lo de un vecino a pedirle una pala y otros testigos que afirman haber visto un vehículo gris similar al del hombre en la zona donde fue hallado el cuerpo, tapado con silobolsa.

“Estaba cubierto de forma tal que no tuviera fácil acceso. Se ha contado con canes y con Bomberos. Han sido fundamentales para el hallazgo”, aseguró Urquiza.

La joven presentaba golpes y posibles signos de estrangulamiento. Se esperan los resultados de la autopsia para conocer las causas de la muerte y la posible existencia de una agresión sexual.

Según la fiscal Urquiza, no hay vínculos previos en el expediente entre Agustina y Trionfini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *