El plan del BCRA: lluvia de dólares para frenar la corrida

Columna escrita por Marcelo Bonelli en Clarín el 8/3/2019.

Guido Sandleris se comprometió ante la Casa Rosada a aplicar un plan contra el dólar y a extremar medidas para evitar subas abruptas del billete. Ya había ocurrido hace un par de semanas cuando hubo otra “mini corrida”. Pero ayer, el BCRA volvió a comprometerse con el máximo poder político. Fue después de la caliente jornada, cuando el billete alcanzó el récord en la “era” Macri.

El paquete incluye más “sobredosis” monetaria. Ya hubo otro aumento de la tasa. En el BCRA confirmaron anoche: “La suba seguirá todo lo que haga falta.” El operativo contra el dólar incluye intervención en el mercado futuro del billete y una promesa audaz al Presidente: que en las próximas semanas habrá una “lluvia de dólares” para tranquilizar al enloquecido mercado.

Sandleris prometió ingresos de divisas por la cosecha y por el acuerdo con el FMI. Esta semana siguieron las negociaciones con Washington. Clarín también confirmó que Sandleris tiene decidido anunciar a la brevedad modificaciones en la banda cambiaria.

Por sugerencia de Roberto Cardarelli del FMI, el BCRA reducirá el ritmo de aumento de la banda. Anunciará que el ajuste del dólar oficial estará por debajo del 2% a partir de abril. Sería del 1,75% por mes. Cardarelli sugirió la medida, porque el Fondo cree que existe una descoordinación grave entre la política monetaria y cambiaria del BCRA. Y que esa contradicción tuvo un efecto nocivo: mayor expectativa inflacionaria e inquietud cambiaria.

Según el BCRA, la decisión formará parte del plan contra el dólar para tranquilizar el billete. La medida busca un doble efecto político. Primero, tratar de bloquear la creciente expectativa inflacionaria que hay en la Argentina. Para el FMI, el alto ritmo de ajuste de la tablita generó indexación. Ya se proyecta un 32%. Pero también busca otro efecto: que el mercado se convenza de que el dólar no se va a escapar, y por eso el ajuste de la banda será menor desde abril. La ortodoxa receta de Sandleris recrea incentivos para la bicicleta financiera: más tasa y un supuesto dólar más estable.

El titular de la autoridad monetaria comunicó sus decisiones a la jefatura de Gabinete y a la propia Quinta de Olivos. Mauricio Macri y su equipo íntimo monitorean a diario el mercado del dólar. Después de la pésima experiencia con Federico Sturzenegger y Luis Caputo, relativizan la independencia del BCRA. Macri tiene en juego la reelección.

Marcos Peña y Nicolás Dujovne le sugirieron a Sandleris que actué rápido contra el dólar. La inestabilidad del billete genera inflación, pero es letal para el plan político del Presidente. Voceros del Fondo confirmaron a Clarín que el martes Dujovne mantuvo una comunicación con la cúpula del FMI. Habría hablado con David Lipton, vice del FMI y el influyente hombre que el Tesoro de los Estados Unidos colocó para que maneje el Fondo. En Washington se insiste que esa comunicación se habló del cierre de la auditoría y sobre la posibilidad de que Argentina utilice el dinero del Fondo para intervenir en el mercado.

El dato es clave para los mercados: hasta ahora no está claro, y la Casa Rosada tiene límites para usar el dinero del FMI para influir en el mercado de cambios. Los calificados voceros del FMI dicen que se negocian formas para que el dinero se pueda volcar al mercado en el corto plazo .

La estricta fórmula está escrita en el memorando de entendimiento: sólo se utiliza si el Tesoro necesita esos dólares para financiarse. Pero ahora se busca acelerar el mecanismo. El equipo de campaña de Macri pensaba usar la tesorería desde julio para enfrentar la “dolarización de carteras.” Pero los tiempos se adelantaron: la escalada de estas jornadas refleja un incipiente -nada masivo aún- cambio de carteras: inversores internacionales venden activos en pesos y se refugian en el dólar. Esto generó el salto.

El comportamiento obedece a varios factores, pero en especial a que las encuestas son confusas sobre la reelección de Macri. Tiene mucha imagen negativa. Un informe secreto del Citi evalúa la situación política. El banco de Wall Street apoya el plan con el FMI, y dice que “Macri será reelecto, pero habrá un mayor ruido.” Y precisa: “La candidatura de Cristina le agrega volatilidad. Por eso, la inflación podría superar los niveles normales de Argentina.”

Además, no gustó entre los empresarios el mensaje económico del Presidente en el Congreso: según el diagnóstico de la Casa Rosada, la crisis se produjo sólo por “shocks” ajenos, y ni mencionó los gruesos errores de los funcionarios de su gobierno. Tampoco trazó un panorama sobre cómo el país solucionará los problemas y volverá a crecer. Dante Sica ayer volvió a subestimar la realidad : “No vemos inconvenientes, ni estamos preocupados con el dólar.” Contradiciendo a Sica, ayer a la tarde hubo un encuentro secreto entre Macri y Dujovne para tratar la crisis del dólar.

En la sede del FMI se dice que el diálogo entre el ministro y Lipton fue constructivo. En el Palacio de Hacienda hay silencio. El FMI tomó una decisión política: apoyar y trabajar para garantizar la reelección de Macri. Por eso, en la Casa Rosada confían en que el Fondo permitirá usar rápido el dinero que está a disposición de la Argentina. Es una medida política fuerte y clave para el plan contra el dólar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *