El juez que liberó al asesino de Micaela se tomó licencia y no aparece

Carlos Rossi alegó razones de “seguridad y familar” para tomarse un descanso de 20 días. 

Nadie sabe dónde está el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi (53). Lo último que se supo de él es el pedido de licencia por 20 días que solicitó al Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos.

El magistrado quedó en el ojo de la tormenta por ser el que firmó la libertad condicional para el gemelo Sebastián José Luis Wagner (30), acusado de raptar y asesinar a Micaela en Gualeguay, el 1° de abril. Además, sumó varios pedidos de juicio político de legisladores.

Según confirmaron fuentes judiciales, en el pedido de licencia Rossi adujo “razones de seguridad familiares y personales”. Desde el jueves pasado la Policía custodia sus propiedades, las de su familia y la sede del juzgado de Ejecución de Penas, por orden judicial. Pero la última vez que se lo vio al juez por la zona de Gualeguaychú fue el sábado a las 14.30, cuando se fue en su auto de su quinta de Pueblo Belgrano.

En las últimas horas, casi 100 vecinos escracharon la casa del fiscal. “Teníamos miedo que entren y prendan fuego la casa. La gente está indignada, permanentemente pasa por el frente de la casa e insulta”, dijo uno de los encargados de custodiar a Rossi. Como esa, hubo al menos otras tres manifestaciones en repudio a la decisión de liberar a Wagner – condenado por dos casos de violación– a pesar de la opinión “desfavorable” del Servicio Penitenciario y el Ministerio Público Fiscal de Entre Ríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *