El intendente de La Calera reconoció amenazas

Tras el asesinato de su esposa, el intendente puntano habló de sus sospechas acerca del hecho y consideró que fue por causas políticas.

El jefe Comunal, Diego Lorenzetti declaró ante la jueza Virginia Palacios y reconoció que había recibido amenazas previas a la muerte de su esposa, Romina Aguilar, quien recibió dos balazos. “No había radicado ninguna denuncia porque eran amenazas cortas, de números privados y no eran muy seguidas. Pensé que eran sólo para asustarnos”, explicó.

El intendente manifestó su sospecha e indicó a la magistrada los posibles responsables del hecho, que según él son personas del Departamento de Belgrano, al cual pertenece La Calera. “En los últimos dos años tuve un crecimiento muy alto en mi gestión y eso no cayó bien”, señaló.

Además, Lorenzetti aseguró que quiere que haya justicia y “que caiga quien tenga que caer, sea de donde sea”, al tanto que solicitó una custodia personal y adelantó que se mudará de la casa en la que vivía con su mujer.

Por otra parte, reveló que su esposa, que estaba embarazada de tres semanas, no quería que él se metiera en política por miedo a que le pasara algo. “Nunca pensé que se la iban a agarrar con ella”, finalizó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *