El Gobierno porteño retoma el proyecto de la Autopista Ribereña

Anunciaron que la vía rápida dispondrá 6,7 km en carriles para camiones y ómnibus frente a Puerto Madero. El costo rondará los u$s 650 millones.

Para mediados del 2019, el sur y el norte del conurbano bonaerense quedarán conectados mediante el llamado “Paseo del Bajo”. Dicho proyecto reemplaza al viejo plan de la autopista ribereña, albergando 6,7 kilómetros de una traza que combina un túnel, por donde circularán camiones y ómnibus de larga distancia, y avenidas exclusivas para autos particulares.

El Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, expuso ayer los lineamientos para concretar la demorada obra: Cuatro carriles sobre el eje Huergo-Madero serán destinados al tránsito hacia el sur del conurbano y dirigirán a la autopista Buenos Aires-La Plata; otros tantos sobre Alicia Moreau de Justo tendrán sentido al Norte para empalmar con la Illia. “Éste fue el mejor proyecto porque combinó varios de los objetivos que se buscaban. Será la obra vial más importante que encara la Ciudad”, expresó el funcionario.

El principal objetivo de la transformación será alivianar el tránsito y mejorar la conexión entre los extremos de la ciudad, promesa que se adeuda hace varias décadas en el área metropolitana. El desarrollo que se iniciará en julio de este año demandará una inversión de US$ 650 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *