El Gobierno lanzó un plan para reactivar la construcción

Se anunció el plan oficial que contempla reducciones en las tasas de Ganancias e Ingresos Brutos y la eliminación de Sellos.

Tal lo ocurrido con Vaca Muerta y la industria automotriz, el Gobierno presentó esta mañana un acuerdo para mejorar la productividad en el sector de la construcción, que además prevé un plan para la fabricación de 100.000 viviendas para la clase media con el objetivo de revitalizar la economía y generar empleo.

El Plan Un Millón impulsará una inversión privada de $ 150.000 millones, busca sumar 100.000 nuevos trabajadores y tiene como objetivo producir una rebaja del 10% en el precio de los inmuebles familiares que se construyan este año.

El acuerdo -fruto de un trabajo de cuatro meses del ministro del Interior, Rogelio Frigerio- será firmado por Macri y los secretarios generales de la Uocra, Gerardo Martínez, y el de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri. En tanto, también estarán la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), entre otras entidades, y las dos grandes cámaras del sistema bancario (ABA y Adeba).

El Gobierno, además de darles mayor impulso a los créditos hipotecarios, buscará más competencia entre los insumos básicos para la construcción y se compromete con una ley especial para el sector que estaría en la reforma impositiva integral. Allí se trabajará sobre estos puntos:

  • La actualización del valor del terreno para el pago del impuesto a las ganancias.
  • La implementación de la conversión del saldo técnico del IVA en un bono fiscal transferible por única vez, a la finalización del proyecto desarrollado y previa venta y escrituración de la totalidad de las unidades construidas.
  • La reducción de la tasa del impuesto a las ganancias para los nuevos desarrollos inmobiliarios destinados a familias cuyos ingresos no superen los ocho salarios mínimos.
  • La posibilidad de incluir a las medianas empresas constructoras en los beneficios del programa de Recuperación Productiva, a los fines de extender el cómputo del 100% del impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias efectivamente ingresado como pago a cuenta del impuesto a las ganancias, el ingreso del saldo de IVA a 60 días de su vencimiento general y facilitar la solicitud de certificados de no retención de ese impuesto.
  • La posibilidad de aumentar el monto máximo deducible de Ganancias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *