El gobierno de Dilma apeló el fallo que frenó el nombramiento de Lula

Luego de haber asumido como jefe de Gabinete de Brasil, el ex presidente fue removido del cargo por un amparo de la Justicia.

El gobierno de Dilma Rousseff apeló el fallo de la justicia que removió a Lula da Silva de su cargo como jefe de Gabinete, 40 minutos luego de haber asumido. La Justicia consideró que la nueva función de otorgaría fueros especiales para evadir las investigaciones de corrupción.

“No hubo desvío de poder ni un intento de obstruir a la justicia” aseguró la Abogacía General de la Unión (AGU), que representa y defiende al Estado. Además, en el comunicado emitido por la AGU agregaron que “la decisión viola frontalmente el principio de la separación de poderes”, porque “compete particularmente al presidente de la República la designación y destitución de ministros de Estado, sin que haya algún impedimento legal para la asunción del expresidente”.

El expresidente Lula no podrá ejercer las funciones de su cargo hasta que se resuelva la decisión judicial, sin embargo, mantendrá su puesto. Ahora, se espera la resolución de la justicia del Distrito Federal, que no tiene plazo para pronunciarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *