El drama de una mujer rosarina que pesa 400 kilos

Isabella dice que la “están empujando a la muerte”, porque ninguna ambulancia la quiere llevar a un hospital.

Isabella Amaral, una mujer rosarina de 30 años, pesa 400 kilos y está postrada en su cama hace seis meses esperando tratamiento. Ninguna ambulancia la quiere llevar a un hospital para hacerse un tratamiento integral.

“Me están empujando a la muerte”, declaró la mujer a Clarín. Isabella vive en el barrio Tablada, al sur de Rosario y su problema comenzó hace poco más de seis años cuando falleció su padre. En ese momento ya pesaba 130 kilos, pero podía hacer su vida diaria de trabajo, estudio y actividad física, sin problemas.

 “Siempre fui gorda. Abandoné la escuela por la discriminación que sufrí. Retomé los estudios de grande para poder ser alguien en esta vida. Eso hoy parece imposible”, contó la mujer. La última vez que la pesaron fue hace seis meses y el número en la balanza fue de 342 kilos. En ese momento le descubrieron un tumor en una de sus piernas (de 1,20 metros de ancho cada una), que creció rápidamente y que un doctor calculó que pesa más de 60 kilos.

La mujer no tiene obra social y se mantiene a partir de una ayuda que le brinda la gobernación de Santa Fe. Tiene cuidadores permanentes, una nutricionista y un médico clínico a su disposición, pero Isabella dice que “todos vienen, firman, sacan fotos y se van. Pasan los meses y empeoro día a a día”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *